Temporada 12/13 One x one, yeah dude!

A los más viejos del lugar no habrá que recordarles qué cipote es esto del One x one, yeah dude. No obstante, como también acogemos en nuestro seno a jóvenes lectores, se lo explicamos someramente. Es el nombre que le puso la RBBE  a los análisis de final de temporada de las plantillas de los equipos. Y nosotros, cansados de intentar enmascarar los plagios sibilinos realizados a aquella casa, decidimos mantenerlo tal cual. Cierto es que esta temporada nos hemos demorado en su publicación, hasta el punto de meternos en la segunda quince de julio. No obstante, algo bueno sí que tiene esta decisión, y es que no tenemos que andar como mamelas adivinando qué pasará con los futbolistas nada más concluir el campeonato. A estas alturas ya sabemos quién se quedará y quién tiene billete directo sacado hacia el mismísimo carajo. La única condición para aparecer en esta relación de futbolistas es haber disputado más de 90 minutos en un partido liguero con el Sevilla Fútbol Club durante la temporada anterior. Como habrá algún picajoso que nos corrija, lo decimos nosotros solitos. Que sí, que el año pasado bastaba con haber jugado un mísero minuto, pero vamos a quitarnos la careta. Eso fue, únicamente, para poder meter en la lista a Hiroshi, un tipo que daba mucho juego. Y porque contra los Julián, Puerto o Rubio no tenemos nada y a ver qué chicha le podríamos sacar. Sin más dilación, nuestra visión individualizada del año pasado.

PALOP Cervera, Andrés: Empezamos con el capitán. Mercedes Sosa cantaba una canción de María Elena Walsh que, en el estribillo, decía “tantas veces me mataron, tantas veces me morí y, sin embargo, sigo aquí. Resucitando.” Pues así han sido los últimos años de Palop en el Sevilla. Lo quisieron enterrar, pero no pudieron. Ni retirarlo siquiera, porque se va a un equipo Champions. No a pegar atracos en su casa o en Sevilla provincia y alrededores, como tantos otros. Eso sí, algo coherente se hizo en este club, y es que pudo retirarse bajo los palos, como titular. Y nos dejó la foto que acompaña estas líneas, el portero besando la portería que lo convirtió en leyenda. Como recordatorio, enlazamos aquí la despedida que le brindó esta humilde bitácora.

LÓPEZ Rodríguez, DIEGO: Llegó siendo titular porque sí, y dejó de serlo porque no. Hizo un penalti en Granada, que ahora mismo creo recordar que no fue, lo echaron y ya no cogió la titularidad hasta la jornada 14. Seis partidos seguidos y, de buenas a primeras, que dice el Madrid que lo quiere. A jugar por delante de un portero al que no le ha llegado, le llega ni le llegará a la altura de los zapatos. Adiós hijo, adiós. Se va del Sevilla sin que se le pueda hacer un triste vídeo de Youtube, ni una mísera parada de mérito. Un figura.

Antonio Alberto Bastos Pimparel, ‘BETO’: Le gusta hacer que pensemos que las cosas que hace son más difíciles de lo que parecen. Y algunos goles encajados por abajo eran parables. No obstante no es, ni de lejos, un mal portero. ¿Para ser titular todo el año y afianzarse en el puesto? Lo veremos la próxima temporada, pero puede ser. Además, ha caído de pie en el vestuario, ya es un tipo respetado. Su debut fue de récord, llegó y antes de poder estrenar el WC de su habitación en Los Lebreros lo metieron en un AVE y lo plantaron de titular en uno de los partidos más importantes de la temporada, la ida de las semifinales coperas.

Jorge Andújar Moreno, ‘COKE’: El año pasado era Coca Cola Zero, este año Coke Light, a la que sus inventores llaman Diet y nos joden la poca gracia que tenía la broma gráfica. En resumen, que cuando le tocó jugar, allá por la jornada 15, ya no soltó la camiseta titular. Y la verdad es que no lo hizo mal del todo, sobre todo en ataque, donde aportó sus cositas, incluso tres goles, alguno de bella factura. Eso sí, lo verdaderamente importante, lo de atrás, tiene que mejorarlo, pero al menos ya no da asco y vergüenza verlo jugar. Le van a fichar a uno nuevo que le compita el puesto, a ver si le sirve de acicate.

Alexandro Mendonça dos Santos, ‘CICINHO’: Fue gracioso, porque cuando lo fichamos mucha gente lo confundió con el que jugaba en el Madrid, que debe de tener los mismos años que Doñana y las rodillas como un puré. La gente se quedó rápido con su cara porque empezó de titular, pero se cogió un mosqueo con Míchel (el tipo ese que antes se sentaba en nuestro banquillo) y nunca más se supo, ya que desapareció del once. Como su compañero de puesto, ofrece mucho más arriba que abajo. Y, lamentablemente, ahora tiene las rodillas iguales que su tocayo de la foto. Si es que al final no puedes escapar de tu destino.

SPAHIC, Emir: Fue titular durante los 24 primeros partidos ligueros, excepción hecha de dos. Y marcó un agónico gol de la victoria ante Osasuna cuando llevábamos cinco partidos seguidos sin ganar. Muy bien, pero también es un perro y un tipo que sobraba en este club. Cuando lo cedieron a Rusia, la defensa siguió siendo la misma mierda que era con él, así que tampoco nos perdimos tanto. Jugar creyendo que eres buenísimo, cuando no eres ni bueno, suele ser un problema. Y de él adolece este hombre. En la imagen, captada por el fotógrafo de esta redacción mientras se tomaba una tapa,  lo vemos saliendo de Sevilla tal y como vino, en su moto. Rumbo a Alemania. Pobre Palop.

Juan Torres Ruiz, ‘CALA’: Nuestro amigo Quagmire tiene un problema, y es que es más interesante con un micrófono delante que en el terreno de juego. Más titulares que buenas actuaciones. Lo del tic puede parecer una tontería, pero quizás denote que el muchacho, cómodo, lo que se dice cómodo, no está mientras juega. Y eso que lo ha hecho poco, sólo ha encadenado partidos en la recta final de la temporada. Y, bueno, no lo ha hecho mal, pero tampoco podemos decir que lo haya hecho bien del todo. Puede entrar en las rotaciones de las tres competiciones la próxima temporada, eso sí. Además, es de la casa y sabe bien dónde está. Si tienen un mínimo nivel, nunca sobra gente así.

FAZIO, Federico Julián: Lo mismo de siempre. Lleva aquí mucho tiempo, demasiado, y encima lo renuevan cuando sus actuaciones y la fiscalidad presagiar todo lo contrario. Tiene cara de tonto y suele comportarse como un tonto. Encima, el año pasado, como algún otro, tuvo mamoneos con aficionados. Por Dios que lo vendan dentro de una temporada o dos, que por mucho que haya tenido los tobillos esbarataos durante largo tiempo, como siga jugando aquí lo mismo bate el récord de partidos oficiales y a ver con qué cara le respondes tú a alguien cuando te pregunte por esa marca, que la tiene un retrasado mental que no ha empatado con nadie. No obstante, ya que se va a quedar, que ojalá mejore en sus actuaciones, sobre todo en aspectos concretos que tiran por la borda hasta partidos aseados. Transmite inseguridad constante, lo peor que le puede pasar a un central.

BOTÍA Rabasco, Alberto: Visto y no visto. En sólo un año ha pasado de fichaje a integrar la lista pública de descartes del club. Ha ido jugando por rachas, pero dejando muchísimo que desear. Tanto, que el míster prefirió reconvertir a un lateral que había jugado ahí lo mismo que yo y dejarle en el banquillo en la mayoría de ocasiones. Lento de pensamiento y de movimiento, todavía recuerdo el meneo que le metió Diego Costa en la Copa del Rey. Y junto al bosnio, el tipo que más tarjetas amarillas se ha llevado este año. Este también se va sin que nadie le recuerde nada de mérito en el Sevilla, pero saldrá en algún vídeo en el futuro porque al menos le marcó un gol al Barcelona en el Camp Nou, aunque todas las radios se lo dieron, en principio, a Manu del Moral. Un milagro, igualmente.

NAVARRO Corbacho, FERNANDO: El tercer futbolista que más minutos ha acumulado durante la temporada. Buena temporada, aunque un tipo del Cerro le enseñó que un lateral también puede pasar del centro del campo. Ojo, que eso es secundario para un defensa, pero si lo hace tampoco nos vamos a quejar. De central, pues bueno. Ha jugado, pero tampoco ha sido memorable. Ha bajado su número de amarillas, pero aun así las ha dejado en diez. Y es que es inevitable que se nos venga a la mente la imagen de una vaquilla cuando lo vemos dirimir según que duelos individuales. A lo tonto, es uno de los jugadores más antiguos de la plantilla, aunque parece ser que lo del liderazgo no es lo suyo, y no es probable que lo veamos con el brazalete, siempre y cuando se elija por votación, como hasta ahora.

LUNA Rodríguez, Antonio Manuel: El camarada Antonio volvió a comenzar la temporada como suplente y a irse cedido en el mercado invernal, esta vez a Mallorca. Algunos decían que le iba a sentar bien ser pupilo de Caparrós, pero el bueno de Joaquín duró en la isla lo mismo que una cerveza en manos de uno de los veraneantes extranjeros de la región. Es un tipo que nos cae bien, no vamos a negarlo, igual que reconocemos que se quedó sin sitio en el club. Se va traspasado a Inglaterra, y muchos nos alegraremos de que le vaya allí todo lo bien que aquí no le ha leído. Hasta la victoria siempre.

MORENO Pérez, ALBERTO: De estar jugando de extremo en el filial a lateral zurdo titular. Lo de este chiquillo sí que es aprovechar una oportunidad. Le dejaron jugar en la enésima goleada en el Bernabéu, jornada 23, y desde ahí hasta el final lo jugó todo, salvo en la 37, que cumplió ciclo de amonestaciones. Y de ahí a ganar uno de los millones de torneos que se juegan en verano en las categorías inferiores de las selecciones, todos a la vez. Tuvo un detalle estúpido la noche de su debut, pero su calidad y empuje están fuera de dudas. Por tanto, a disfrutarlo mientras dure en el equipo ya que no tiene pinta, por decirlo de alguna manera, de estar muy comprometido con la causa.

NAVAS González, JESÚS: Qué vamos a decir de este genio que no hayamos dicho ya desde que abrimos este agujero virtual. O que no hayamos escrito en esto que enlazamos, su reciente despedida. Ha calcado sus increíbles números de la temporada anterior, esto es, todos los encuentros de Copa del Rey y 37 de Liga. Una bestia, una máquina. Su nivel goleador ha decaído más si cabe, marcando sólo un gol en semifinales. Pero nos da igual. Que si lo han vendido por 17, 22 o 25 a mí, miren ustedes, lo mismo me da. No me creo nada del dinero en el fútbol. Mejor creer en lo único real, que el tipo este se ha ido y bueno, todo es diferente a partir de ahora. Lástima que entre sus compañeros, los que le mantearon, haya tanto jugador malo. Por una vez hicieron algo bien juntos, servir de representación de todo el sevillismo el día de su partida.

STEVANOVIC, Miroslav: Un fichaje extraño, por mucho que nos lo quieran revestir de oportunidad de mercado. Con la economía cogida con alfileres y se reforzó una posición que no hacía falta. Tan extraño, que pese a haberse ido el que todo lo jugaba, este año no tiene hueco y sale cedido a un recién ascendido. Ojo, no estamos diciendo que sea malo ni lo metemos en la lista de paquetes. Primero, porque lo hemos visto poco y, segundo, porque en los escasos minutos disputados se le ha visto que es, al menos, futbolista. Este año habrá que estar pendiente de su evolución, es joven, va convocado con su selección y quizás acabe triunfando. O quizás no, vayan ustedes a saber.

MADURO, Hedwiges: Su parecido con Gigante, el de Doraemon, es ciertamente sobrecogedor. Además de este importantísimo dato, cabe comentar que, aunque parezca mentira, ha participado en un total de 30 partidos esta temporada. Y lo ha hecho, en la mayoría de la veces, con más pena que gloria. Cuando lo fichamos tuvo un problema cardíaco que preocupó bastante al personal, ahora abandonará la disciplina sevillista y nadie lo echará de menos. Y eso que Míchel (un tipo con gomina y chaqueta) fue a Amsterdam a convencerlo de que fichara y todo, que si llega a estar cuando se negoció por Marko Marin lo mismo le hace la cama tres días o algo. En definitiva, Gigante parecía resultón cuando, en los albores de la temporada, jugábamos arropaditos a no perder. Luego pasó a ser insuficiente, demasiado lento, demasiado torpe, demasiado todo.

MEDEL Soto, GARY Alexis: El cabrón es Christian Slater en True romance, calcado. Parece que al personal le cae mal últimamente. Analizando lo más objetivamente posible su temporada, ha jugado más liberado de las funciones defensivas absolutas del centro del campo. Quizás, donde mejor rinda. Por ejemplo, en el robo de balón para que Negredo le hiciera el segundo al Barcelona. Más que rigor táctico, lo suyo es la anticipación. Además, ha confirmado lo que se intuía, que tiene llegada, siendo el tercer máximo goleador del equipo. Pero no todo ha sido bueno. La acción del derbi, en la que le regala el gol que da vida a los muertos de hambre rivales, fue un error básico. Ahora, el asunto disciplinario. Ha visto cinco tarjetas amarillas en todo el año, número más que aceptable dada su manera de jugar. Y tres expulsiones. La del Valladolid, que ahora mismo recuerdo justa. Y la del Barcelona y el Betis por no hacer absolutamente nada. Cada uno puede decir lo que quiera, pero yo soy incapaz de criticar a un jugador por la acción de Cesc. La culpa es del árbitro. Por tanto, calificamos su temporada de buena. Y si ya encima concede entrevistas diciendo que no se va a meter en nada, pues capaz que hasta le creemos.

HERVÁS Salmoral, Javier: Un tipo calvo. A nosotros nos encanta tener donantes de pelo en la plantilla, pero solamente uno. Como en toda pandilla de amigos, debe haber un calvo, un rubio, un cabezón, un negro, un gafas y todo esos adjetivos cariñosos de incalculable belleza. Creo que captan la idea, que son gente estudiada. Así, cuando hablas del jugador en cuestión, puedes decir EL calvo, con el artículo, porque no hay lugar al equívoco. Lo malo es que parece que se va a marchar cedido, y que no viene ninguno de sus características para sustituirlo. De sus características capilares, se entiende, porque de las futbolísticas no tenemos ni la más remota idea.

KONDOGBIA, Geoffrey: Un negro con mucha cara de negro. Quizás en el Sevilla juegue en una posición híbrida que ni sea ni deje de ser la suya, pero le ha servido para llamar la atención de los gigantes de toda Europa, pese que aún sea más joven que bueno. Apunta muchísimo y, probablemente, llegue a ser de los que llegan a la cima, o al menos la rozan con la punta de los dedos. Pero aquí lo teníamos claro desde el instante en el que llegó, lo que dure, duró. Sin dramas, sabemos que nos va a usar para llegar a un lugar mejor y nosotros, sucios y pervertidos como somos, le ponemos la cama lo más limpia que podamos. Tiene potencia de arrancada, calidad técnica y llegada desde atrás. No es organizador, no es pivote defensivo, pero se mueve con desparpajo por la media. Este año está llamado a hacer cosas importantes.

Gómez CAMPAÑA, José Ángel: El demonio. Un borracho, un drogadicto, un atracador, un banquero, una escoria humana. Un sinvergüenza de los pies a la cabeza que tiene culpa de todo lo malo que le pase. En cambio, su club de toda la vida ha procedido de una manera correctísima. Le ha dado oportunidades hasta el hartazgo, le ha ayudado para reconducirlo en sus errores, jamás lo ha puesto públicamente en la picota y lo ha tratado cien veces mejor que a otros desgraciados que llegaron de fuera. Y él, que encima tiene la cara dura de lesionarse, resulta que cuando lo ponen de titular en la selección, sin los mamoneos de aquí, pues va y hasta juega una mijita al fútbol. Pero no, aquí hay que obligarlo a que renueve, y nadie piensa que lo mismo no lo hace porque iba a jugar lo mismo que Martagón. Se va el que estaba llamado a ser capitán general durante algunos años, y la gente lo ve bien porque es que es un niñato cabrón. Si hasta el equipo al que se va tiene nombre de supermercado de MDA. Será yonki.

TROCHOWSKI, Piotr Artur: Comenzó la temporada como un tiro. Marcando ante los dos grandes, dando asistencias y siendo titular indiscutible durante las seis jornadas que pudo disputar. Desde luego, el partidito contra el Barcelona en casa, visto lo visto, fue para enmarcarlo. Porque algo crujió y la temporada se acabó para él, justo cuando empezaba a demostrar en estas tierras el fútbol que tenían sus botas. Ahora el pobre anda ahí, recuperándose lo mejor posible, pero tanto el polaco como el mismo club sabe que la cosa está difícil para volver antes de Navidad. O para volver, directamente, si nos ponemos tremendistas. No digamos ya para regresar al nivel en el que se fue. Una verdadera lástima.

DEL MORAL Fernández, Manuel: Una puta mierda pinchada en un palo astillado. Y no hay más. Hay tipos que no caen de pie en un club, y este es el mejor ejemplo de ellos. Caen de boca, como pueden observar en el gif que ilustra estos renglones. Todo tan mal que eso es lo único reseñable de su temporada. Y, entre carajazos, disparos paupérrimos y malos controles, participó en 27 encuentros durante la temporada, ojo. Que tampoco ha estado relegado al ostracismo absoluto. Lo que pasa es que aquí no hay más cera que la que arde, y lo mandamos con Stevanovic para que no se sienta solo, que el pobre es muy chico todavía. Y a otra cosa. Fichaje ruinoso, de todas, todas.

REYES Calderón, José Antonio: Temporada buena. No de sobresaliente, pero se echó el equipo a la espalda en algunos encuentros en los que se le necesitaba. Ya metido del todo, cuando Míchel (un tipo) se fue y dejó de tocarle las pelotas, se asentó y se esforzaba en recuperar el balón y en jugarlo con sentido. Varias asistencias, algunos goles y un poco de esperanza para esta temporada nueva. Si quiere no es que pueda, es que es de los mejores. Y el año pasado quiso. Una lástima la lesión y la sanción de las últimas jornadas, que el equipo notó y que le quitó brillo a su año. En definitiva, que su temporada fue mucho más que un partido genial contra el Betis, aunque tampoco es que venga mal recordarlo. Como dato curioso, decir que sufrió contra el Espanyol una de las expulsiones más absurdas y disparatadas que servidor recuerda.

PEROTTI, Diego: Otro al que tampoco nos creemos. La temporada pasada participó en 20 partidos, aunque sus admiradores (en la vida tiene que haber de todo, que dijo el otro) crean que sólo cuentan uno en el que jugó bien. Cuando no está lesionado, sigue jugando en un partido de veteranos constante. La aguanta, la soba, nunca gana un choque individual y tirar a puerta con peligro representa poco menos que una utopía. Eso sí, parece que tiene un amigo que escribe en Jot down. Sólo así se explica que le escriban un artículo en tan prestigioso medio porque, seamos serios, una loa a sus virtudes futbolísticas en esa publicación concuerda lo mismo con que a esta casa le entreguen el premio José Antonio Blázquez. Y lo peor de todo no es eso, es que parece que va a continuar un año más, pese a que hayan contratado numerosos jugadores que puedan desempeñarse por la zona que él supuestamente ocupa. Una pena, y eso que apuntaba a futbolista de verdad.

RAKITIC, Ivan: A este hay que quererlo. Incluso le perdonamos que el año que pasado nos colase a su hermano toda la temporada mientras él hacía no se sabe muy bien qué. El rubio dice que hay que tomarse una cervecita bien fresquita cuando se golea en el derbi, monta un pub en Sevilla Este (ojo a la visión comercial), insemina un óvulo sevillano y dice que quiere quedarse aquí mucho tiempo. Vamos, negociando la renovación que está, en lugar de pensar en escapar más pronto que tarde. Por eso habría que quererlo. Por ser, además, un futbolista como la copa de un pino, habría que adorarlo. Construye jugadas, tiene peligro a balón parado, llegada y último pase. Y encima lleva el escudo con dignidad y se ha ganado el respeto del vestuario, hasta el punto de que es uno de los que más opciones tiene de portar la capitanía. Adorarlo es poco. Si hasta le perdonamos las pintas de actor porno gay que nos lleva cuando se pone arreglado y se deja las melenas. Calidad, adaptación, liderazgo. ¿Qué más se le puede pedir a un fichaje, por los clavos de Cristo?

Papá Babacar Diawara, ‘BABA’: El horror, el horror absoluto. Parecía un rematador, pero lo único que podemos afirmar a estas alturas es que es rematadamente malo. Hasta el punto dudar de si el Don habría aprendido de su maestro, Gil y Gil, y no se le ocurriría fichar a un tipo que ni es futbolista ni es nada para sacar tajada económica. Porque lo de este hombre ha sido ruinoso. Un espanto. Tan nulo que pensamos que Emery, cuando lo veía en el banquillo, a veces pensaba en salir él mismo a jugar de segunda punta, pese a que en sus años mozos fuese lateral izquierdo, antes que meter al senegalés. Y nos preguntábamos cuando fichó que por qué no iba a su selección. Qué ilusos somos. Ahora se le busca acomodo, preferiblemente como cedido y en Portugal, pero queremos que se vaya para siempre, no para volver a volver, como cantaba aquel grupo tan ligado a las juventudes comunistas.

NEGREDO Sánchez, Álvaro: Gloria bendita. No vamos a extendernos en demasía por la sencilla razón de que este impresionante jugador de fútbol integrará en algún momento, aún por determinar, (PEX y la constancia: una relación tortuosa) nuestra sección de honor, nuestro paseo de la fama. Por si le faltaba algo, antes de irse y decirle al resto que ahí se quedan, el tipo marca 31 goles en una temporada. Cuatro de ellos en el último partido en el que, por si a alguien se le ha olvidado, conseguimos el puesto que a la postre fue suficiente para meternos en Europa. No está mal como última faena. El City nos da una mijita de asco por todo lo que representa en el fútbol actual, y no es que vayamos a celebrar sus victorias ni ninguna catetada similar, pero hay que reconocer que algún sábado o domingo tonto nos tragaremos sus partidos por ver a los dos que se han ido para allí.

Y eso ha sido todo por nuestra parte en la temporada 12/13, que terminó hace un tiempo y que, como esto no se para, ya empieza con sus pachangas de pretemporada. La verdad es que nos estamos luciendo, dos años desde que abrimos la bitácora y dos temporadas novenos. Pero con la suerte que hemos tenido para meternos en Europa, no admitimos (aún) que se nos llame gafes. Este verano no les vamos a prometer que actualizaremos constantemente, porque mentir está feo y hace enfadar a la gente. Eso sí, entre algunas cosas que tenemos ya listas para subirlas y que la previa uefera empieza en dos semanas, la verdad es que no vamos a tener más remedio que darle un poco de vidilla. Nos seguimos viendo por aquí. Ah, y aquí también, que cada vez lo usamos más. Salud.

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo A toro pasado

6 Respuestas a “Temporada 12/13 One x one, yeah dude!

  1. Camilo Sexto

    Una vez más, impresionante. El resumen y las imágenes que acompañan a cada jugador. Muy grandes los de Alberto Moreno, Fernando Navarro, Beto, Fazio, Luna, Stevanovic y sobre todo Perotti.

    Solo he echado en falta a Quagmire en la de Cala. Y quizás un análisis de Míchel y Emery.

    • Muchas gracias, lo de Cala fue por miedo a repetirnos, pero al menos metimos el nombre en el texto. El año pasado recogimos tu guante del análisis de los entrenadores, este año lo estamos negociando, pero se nos echa encima la nueva temporada y quizás quede desactualizado.

      • Leyendo y mirando el post de hoy, me areucdo que el otro deda le ensef1aba tu blog a mi novio, y le deceda lo que me gustaba. Creo que llegar a un areucdo sere1 difedcil, mientras tanto yo le ire9 ensef1ando lo que propones a ver si de tanto mirarlo,…Saludos! Irene

  2. jm

    simplemente insuperable!! jajaja

  3. Hay algunos que no sabíamos qué era el one one yeah dude pero por viejos, no por jóvenes.
    Saludos

  4. Alvaro Ruiz

    Impresionante análisis, a la vez que certero.

    Únicamente discreparía en una de las imágenes: si bien la mayoría las habéis clavado (las de Alberto Moreno, Hervás o Kondogbia son para enmarcarlas), a mí Maduro siempre me pareció que tenía la misma cara de papa que Webster, el niño negro insufrible, paliza y coñazo que tuvo una serie en TV cuando se pusieron de moda a finales de los 80 las telecomedias de negros (Bill Cosby, Cosas de Casa, Webster, El Príncipe de Bel-Air y tantas otras que atrofiaron a toda una generación).

    Y espero impaciente que los dos entrenadores de esta temporada sean analizados (en el más amplio sentido de la palabra).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s