Por algún sitio había que empezar

Y no se nos ha ocurrido mejor día que la visita a Nápoles. Vale que sea un amistoso, pero lo serio ya está a punto de empezar y hay que ir engrasando la máquina. Además, el escenario no podía ser mejor. Para situarnos un poco: en el sur de Italia operan las cuatro organizaciones que copan el crimen organizado. La Cosa Nostra en Sicilia, la ‘Ndrangheta en Calabria, la Sacra Corona Unita (esta más reciente y pequeña) en Bari y la Camorra en Nápoles. Seguro que habéis visto la película. Es esa en la que la gente se mata y habla un idioma, quizás levemente parecido al italiano, que no entiende ni la puta que los parió. Es decir, el territorio perfecto para que El Diego fuese, viese y venciese. Allí se convirtió en el mejor que existió jamás. Y allí ha ido hoy el Sevilla a jugar.

Nápoles, ciudad hermana.

La última vez que jugamos contra los napolitanos fue en un Trofeo Carranza, con Don Luis en el banquillo. Y repartió hostias hasta el que llevaba el agua. Hoy, afortunadamente, también ha habido un poco de meneo. No tanto como en el 94, pero algo es algo. Y es que pocas cosas son como entonces. Aunque la afición de San Paolo, que hoy ha acudido en una cifra considerable para ser un partidaco, no ha cambiado mucho. Y allí nos hemos presentado, con el equipo que se está formando, y no se nos ha ocurrido otra cosa que ganar. Y, claro, ellos, como buenos napolitanos, se han enfadado.

Pero es que así nos gustan los equipos. Y quizás, por esto, este debut va a quedar algo flojito en cuanto a insultos al rival. Nos gusta que repartan, que protesten, que se enfaden y que, en definitiva, juguen de verdad a esto. Que tengan un Inler, igual que nosotros tenemos un Medel. Y que el Sevilla responda, de igual a igual. Que nos odien en todos lados, en definitiva. Para ello, Marcelino ha sacado el equipo más cercano al titular que tenía disponible. Y se ha controlado el primer tiempo, teniéndola cuando había que tenerla y arropado atrás cuando era necesario. El alemán se va a hartar a pegar cañonazos este año, y Coke acostumbraba a marcar en el Rayo, entre otras cosas. Buen recurso para los partidos que no se abren fácilmente. En la segunda parte, el Nápoles ha atacado un poco más, pero las contras esta temporada tienen que ser demoledoras. Rápidas, como la del gol de Kanouté. Luego, pues eso, penalty de Spahic, la tangana, las expulsiones, los cambios y mamonadas varias. El partido crecía en hijoputismo, pero decaía en ritmo. La imagen del bosnio agarrando dos cabezas rivales compite duramente por ser cabecera de la página. Al final parecía que no era un partidaco, sino la vuelta de una eliminatoria uefera.

Walter Mazzarri, el entrenador del Nápoles, en su época de cantante.

Por ir acabando, decir que lo mejor no ha sido la seriedad de la defensa, ni la pegada de los delanteros, ni la intensidad de todos o el no achicarse cuando se preveían hondonadas de hostias. Lo mejor ha sido el once inicial, sumados a los suplentes. Es decir, lo mejor es la limpia de la caterva de desgraciados e inválidos futbolísticos que ya no aparecerán más por una convocatoria porque, o se les ha mandando al carajo, o se les está indicando en el mapa dónde está. Esa es la gran alegría de la pretemporada, saber que quien cometió la tropelía de traerlos, al menos está reparando el daño. Más vale tarde que nunca.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo A toro pasado

4 Respuestas a “Por algún sitio había que empezar

  1. SFC__

    Bueno, aunque por tus comentarios sobre Nápoles y su afición dejas entre ver que, o hace mucho tiempo que no vas allí o no has estado en tu vida, está claro que por fin nuestro Sevilla nos está dando la ilusión que perdimos hace algún tiempo…ESTE AÑO SI!!

  2. Anónimo

    Ar mamaero los espaguetis. Comérmela

  3. Pingback: ¿El yogur de coco o de limón? | Palanganismo exacerbado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s