Archivo de la etiqueta: Negredo

Atado de pies y manos, con la boca tapada y un palo en el culo

Imagínense que son esa clase de personas que creen en la magia. Entiéndase, no nos referimos a un alelado que no sepa distinguir entre ilusión y realidad. Sino que usted es de esos que paga un dinero, o simplemente acude a tomarse unas copas, a alguna actuación de un señor vestido de manera muy elegante que, ataviado con cartas, varita, chistera y acompañado por alguna madurita que intenta remediar su falta de atractivo embutiéndose en un vestido de lentejuelas, hace trucos que engañan a cualquiera. Porque la verdad es que lo hacen. Díganme, si no, cómo carajo apareció el niño negro en la caja en el homenaje a Kanouté. Pero háganlo, en serio, que tenemos curiosidad. Volviendo al tema. Se van con amigos, parejas sentimentales, tutores legales o escoltas, lo que sea que tengan, a uno de esos espectáculos de magia. Todo perfecto, salen varios voluntarios, gente sin sentido del ridículo, usted ríe, o no, porque a veces los magos son tan graciosos como Javi Nemo. Y llega el número final. Señoras y señores, fíjense bien. Nada por aquí, nada por allá. El gran mago (inserten aquí el seudónimo acabado en -ini que más coraje les dé) va a escaparse de esta caja. Y tú dices, hostia, esto puede estar bien. Solamente eso, un nota en una caja hermética, ya sería interesante. Pero no. El tipo se pone una camisa de fuerza, se cuelga de una cuerda, pone cristales ardiendo en el suelo, y coloca a la de las lentejuelas en la boca de un caimán, al que únicamente él puede amansar, porque lo crió desde chico, y si no la pobre pureta la palma. Todo eso mientras suena música machacona. This is entertainment. Y al final el tipo se suelta, y el visitante aplaude y comenta con el de al lado alguno de los múltiples escollos que ha tenido que salvar pasa cumplir con su cometido. Bien, pues lo mismo ha ocurrido hoy en el Ramón Sánchez-Pizjuán. El Sevilla podría haber ganado hoy por goleada, y tan tranquilo. Pero ha decidido complicarse una mijita las cosas para que al final todo pareciese mucho más complicado. Todo sea por el espectáculo. Sigue leyendo

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo A toro pasado

Como Cádiz en el cuarenta y siete

Corrían las 21:30 horas y un servidor ya imaginaba cómo retomaría el noble oficio de realizar humildes crónicas de los partidos del Sevilla. Sería, estaba claro, describiendo la jugada del gol. Porque todo hacía indicar que nada más importante podía pasar. Pase en profundidad del chileno, control magistral del polaco, que hace varias jornadas que se parece al jugador importante que fichamos, centro medido y remate descomunal a la altura, únicamente, de jugadores como Negredo. Bueno, iba a ser más largo, pero ya entienden los queridos lectores que, ahora, a las 23:33 horas, no tiene uno el coño para farolillos. Sigue leyendo

6 comentarios

Archivado bajo A toro pasado

La primavera trompetera ya llegó

Pues eso. Es lo que tienen los equinoccios, que modifican las conductas de los seres humanos. Poco a poco, uno ya puede ir en camiseta por ahí, se cambia la hora y todavía es de día cuando te bajas a la plaza a por un litro. Además, la gente empieza las dietas porque ya no pueden esconderse los michelines debajo del chaquetón y da más asco que nunca tener que trabajar al día siguiente, o estudiar, o ir a por metadona, o lo que sea tengan como obligación diaria los estimados lectores. Por supuesto, es la época en la que se repite, año a año, la frase “parece que este invierno han plantado tetas” al ver que las zagalas tienen a bien deleitar al personal que las observa. Y, en general, acontecen todas las cosas que refleja el señor Alberto en su canción. Por si fuera poco, empiezan a salir señores disfrazados a la calle y a la gente normal nos dan vacaciones, luego la feria, y cuando te das cuenta es verano. Pero es que, encima, ha vuelto Mad men. ¿Qué más se puede pedir? Muerte al invierno, que ya llegó la primavera. Sigue leyendo

9 comentarios

Archivado bajo A toro pasado

Como invadir Costa Rica

Costa Rica es un país pequeñito, bañado por el mar Caribe y el océano Pacífico. Su capital es San José, tienen una democracia consolidada y su presidenta tiene apellido de roedor. Allí viven casi 4,5 millones de personas y es lo que uno que use muchos tópicos llamaría un crisol de razas. Vamos, que están los criollos, los castizos, los mestizos, algún que otro negro y mulato, todos rebujados. Hablan una cosa rara que ellos dicen que es español, pero también tienen sitio en la boca para proferir otras cinco lenguas. El maleku, el cabécar, bribri, guaimí y bocotá. Sí, nos hemos dado cuenta de que los nombres parece que se los ha puesto un niño drogado. Y, bueno, poco más tienen por allí esas buenas gentes. Aquello está lleno de volcanes y el costarricense más universal de la historia es, obviamente, Wanchope. Por si todo esto no fuera lo suficientemente apasionante, aquí viene el último de los datos que conviene que el lector conozca acerca de Costa Rica: no tienen ejército. Ni un solo militar. En 1948 fueron la primera nación del mundo en abolir las fuerzas armadas, y así se han mantenido desde entonces. Luego habría un puñado que copiaría la medida, teniendo un punto en común: todos eran países de mierda. Pero a lo que vamos, que si Costa Rica tuviese algo interesante, cualquiera podría coger, decir aquí estamos porque hemos venido, o cualquier otra consigna de gran calado, y conquistar aquello en un cuarto de hora. Ya puedes ser el país con el peor ejército del mundo, por lo menos tienes uno, y uno, generalmente, le gana a cero. Algo siempre es más que nada. Pues exactamente eso es lo que ha pasado hace un rato en Zaragoza.  Sigue leyendo

10 comentarios

Archivado bajo A toro pasado

La ambición se quedó en casa

Pues eso. Que íbamos de visita al pueblo, a echar la tarde del sábado y a volvernos con los tres puntos, pero no. Ahora con esta gente parece que tiene que haber amistad o algo parecido por eso de ser compañeros de viaje en el delnidismo. Vamos, que su presidente ha adoptado un papel similar al del consigliere, y viene a nuestro estadio y la gente le aplaude y todo. Pues, desde este humilde rincón, queremos reivindicar que el Villarreal es una mierda. Que cuando Riquelme falló aquel penalti lo celebramos ante la mirada atónita del resto del bar. Un equipo artificial, sin historia, con una afición cateta que nunca se interesó por su equipo y ahora se acerca al estadio para ver qué pasa y pegar cuatro chillidos contra el árbitro de turno. Lo malo es que esos aldeanos han visto cómo hoy no éramos capaces de ganarles teniendo todo a nuestro favor. Porque, además, aunque esto suene a barbaridad, no nos parece que tengan un gran equipo. Y el entrenador es para endiñarle, directamente. Rossi sí es muy bueno, CalBorja también, y el portero de vez en cuando se hace alguna interesante. Pero lo demás es normalito. Eso sí, grande Marchena. Un tipo que le pega una hostia a uno de su equipo para que pierda tiempo. Cosas así faltan aquí. Antes lo hacía el delegado, imaginamos que ya ni eso. Sigue leyendo

5 comentarios

Archivado bajo A toro pasado

Al jeque y sus millones nos los pasamos por los cojones

Perdón por el titular facilón, pero el pueblo lo ha pedido a gritos. Venía esta noche un equipo que, por más que desaparezca y resurja de sus mierdas, tiene el mismo olor de siempre. Tufillo a envidia y a complejo. Y, ojo, que últimamente nuestro estadio no se les daba tan mal como debería, pero ya iba tocando palmar. Cuidado con los fichajes del moro. Hay algunos buenos, claro, pero el once inicial sigue estando plagado de paquetes. Y lo del banquillo ya es para descojonarse. Resulta que hay que tenerle miedo a Gámez, Apoño, un portero calvo, Mathijsen o a Van Nistelrooy con más años que un bosque. Ser pichichi de la Premier, de la Champions y de la Liga con el Madrid y el United y acabar en el Málaga tiene que ser como haber protagonizado Blade Runner y acabar actuando en algo con tanta pinta de mierdaca como Cowboys & Aliens. Así que ya basta de milongas. Con ese equipo no se va a ningún sitio. Además, ahora está de moda y el morito es muy gracioso y van a olvidarse de que son ingleses para sacarse el pasaporte moruno, pero no tardará mucho el jeque en volverse a La Meca. Lo mismo que estos muertos de hambre en vestir las camisetas de sus verdaderos equipos. Eso sí, la rivalidad unidireccional la sacarán cada vez que visitemos su estadio. Sigue leyendo

7 comentarios

Archivado bajo A toro pasado

La primera en los huevos

De nada sirvió todo el tinglado previo. De nada sirvieron los llamamientos, tan lacrimógenos como innecesarios. Como si los que van al estadio hubiesen fallado alguna vez. Ayer clientes, hoy aficionados, mañana ya veremos. De nada sirvió el alinear a lo mejor que se tenía disponible, que no es poco. Las hermosísimas camisetas amarillas de este año sólo se usarán cuando juguemos de visitante en un sitio. Ocho años seguidos inmersos en competiciones europeas que se van, de un plumazo, como si nada. Dentro de muchos meses, veintidós cabrones se estarán disputando en Rumanía esta competición, y nosotros compraremos un lote y nos daremos una vuelta por la calle a ver si nos ligamos a un par de guiris y si nos preguntan por el fútbol decimos que somos del Lugo. Esta es la mierda que toca este año. Y no hay más. Sigue leyendo

9 comentarios

Archivado bajo A toro pasado