Muere un malagueño al morder accidentalmente su propia lengua

Trágico suceso el que nos llega desde la colonia británica del sur de España capital de la Costa del Sol. Según un teletipo de la agencia EUROPA PEX que acabamos de recibir en la redacción, un malagueño ha fallecido este mediodía en su domicilio en extrañas circunstancias. Fuentes de la investigación consultadas por esta humilde bitácora aseguran que, exactamente, el triste suceso aconteció “a eso de las tres y cuarto, cuando empezaban los deportes de Canal Sur”. Y es que, tras sendas informaciones sobre Real Madrid y Fútbol Club Barcelona, la cadena autonómica tuvo a bien dar cobertura a una noticia que afectaba directamente a tres equipos de su comunidad. Aunque hay que esperar a que se realice la autopsia definitiva, los primeros indicios recogidos por los agentes que llegaron al domicilio malagueño arrojan que el individuo mordió de manera accidental su propia lengua mientras luchaba duramente contra la espina de un espeto que le había salido contestón. La cosa no hubiese pasado de una simple anécdota doméstica si no fuese porque el malagueño (que no malaguista, esa especie aún no ha sido posible avistarla en ningún lugar) tenía en su organismo en el instante de la mordedura el veneno equiparable al de diecinueve cobras. Esa dosis resultaría letal para cualquier ser humano, y provocó la muerte inmediata. Las Fuerzas del Orden acudieron al lugar de los hechos como respuesta a las incesantes llamadas de buena parte del vecindario, que, según hemos podido saber, llamaron a la policía ante los constantes gritos que procedían del piso del fallecido. “Que nos echen si quieren, pero que no metan al Sevilla. ¡Por el Sevilla no!”, se oyó en numerosas ocasiones, seguido de sonidos de naturaleza insólita, como toses, arcadas severas y otros imposibles de determinar. Se espera que mañana se instale la capilla ardiente de este mártir de la causa antiplatinesca en el estadio de La Rosaleda, en lo que sin duda representa un detalle emotivo por parte de las autoridades malagueñas, puesto que el edificio es suyo y nadie le paga un duro por hacer uso de él.

Porque ahora resulta, estimados lectores, que la culpa de todo esto es nuestra. No sé si se han enterado. Nosotros, que lo único que hemos hecho es quedar en un ridículo noveno puesto y esperar a que llegase la temporada siguiente. Ni una sola reclamación, ni una sola gestión. Chuflas míos, no ganamos nada en los despachos, sólo nos dan lo que otros han perdido. ¿Qué debemos hacer? Decir que no, que mejor que se lo lleve otro. A ver qué tendremos nosotros que ver en que el moro prometa el oro y a sí mismo y luego no pague ni el bote de champú semanal que debe de gastar Pellegrini para mantener su pelazo en perfecto estado. Denuncias de jugadores, denuncias de otros equipos, denuncias hasta de ONO por no pagar el wifi, y te van a dejar jugar competiciones europeas porque sí. Y luego llega su estrella, que hoy ha demostrado ser tan bueno en el campo como monguer fuera de él, y el argumento que esgrime es que sí, que ellos se han portado mal, pero es que hay otros que se portan peor, mire usted. No sabemos a qué espera el Tribunal de La Haya para entrar de lleno en este caso y dictar sentencia contra este crimen de lesa humanidad.

Además, no se engañen. A los cuatro que han dejado escondidas en el armario (no mucho, por si acaso, que el fantasma de la desaparición siempre les anda rondando a esta gente) las camisetas blancas y azulgranas, lo que de verdad les jode sobremanera no es el hecho de no poder ir a Europa. Lo que les llena el cuerpo de bilis es que, salvo que el recurso del Rayo prospere, los que competimos en Uefa somos nosotros. Nosotros, EL ENEMIGO. El diablo sevillano que les roba las pensiones a los ancianos malagueños, que viola hasta la extenuación a las muchachas costasoleñas y que convence a la Junta para malmeter en los negocios del jeque. Pues si cabe ahora disfrutamos más viendo cómo os arañáis los rostros. Lo normal es que lo hagamos por ser superiores en lo futbolístico, pero que sea por una cosa en la que nosotros no hemos pinchado ni cortado, como que le da un punto perverso al asunto que nos llega hasta a gustar. Sufrid perros, sufrid.

Pero, apurando un poco, podemos sentenciar que lo peor no son los acomplejados malagueños, que vivirán eternamente a nuestra sombra por más que sus resultados deportivos hayan sido mejores que los nuestros en las dos últimas campañas. Aunque, bien mirado, fichando jugadores sin pagar por ellos es más sencillo todo. Pero no, vamos a obviarlos por un momento. La verdadera pena son los de aquí, los que visten de verdiblanco. A ver qué hacemos con esta cruz. Esos que ahora se indignan porque vamos a jugar la previa. Son capaces de olvidarse de que esta sentencia también les favorece a ellos, ya que se ahorran una ronda, y firmarían empezar a jugar eliminatorias mañana mismo con tal de que no entremos nosotros. Pues parece que no va a ser así.

Imaginemos que hay un matrimonio con dos niños. Uno, fruto de algún golpe fortuito nada más nacer, no les salió listo del todo. Vamos, un carajote en toda regla. El otro les creció bien, apañado. Llegaron al colegio, y mientras el primero fallaba en muchas asignaturas, incluso repetía algún curso y se quedaba sin poder seguir al hermano, el otro empezaba a estudiar y, vaya usted a saber por qué, empezó a sacar sobresalientes. El tontico rabiaba, decía que el listo tenía mucha suerte y que él era el más grande. El glorioso, incluso. Los cursos pasaban y el listo empezó a coquetear con ciertas sustancias, algo que le produjo un descenso en su rendimiento académico. El tontico, poco a poco, mejoraba sus prestaciones. En un examen final, el listo fue con una resaca de botella y media y lo hizo regular nada más. Sacó un aprobado alto. Mientras, el tonto, que se había pasado todo el curso diciendo lo bien que estaba haciendo las cosas y la gran nota que iba a sacar, sacó un bien alto, casi un notable. Nada reseñable, pero lo suficiente como para superar a su hermano. La cosa se jodió cuando los padres repartieron el mismo premio a los dos: un campamento de verano cojonudo, en el que encima el hermano listo tenía más amigos y, probablemente, previsiones de ocupar una habitación mejor.

Pues esa es la diferencia, criaturitas. Vuestro mejor año en ni se sabe cuánto es casi igual (tres puestos ligueros) a un fracaso nuestro. La grandeza no se mide únicamente en estadísticas y trofeos conseguidos, que también, sino en detalles como este. Rabiad, los de azul y los de verde, porque aunque estemos jodidos por la deriva a la que parece ir nuestro club, nunca viene mal divertirse viendo a dos monos borrachos peleando sobre la cubierta mientras se hunde nuestro barco. Si es que se hunde.

Anuncios

21 comentarios

Archivado bajo Relaciones de sucesos

21 Respuestas a “Muere un malagueño al morder accidentalmente su propia lengua

  1. Ratona maricona

    Con los MalaguisTAS TAS TAS

  2. pakokoSFC1905

    Jajajajjaja!, que grandes, menúas marikonas estais hechas! Para una crónica os llevais 2 semanas, las previas de los partidos las escribís a posteriori, pero esto lo teníais preparado meses ha.
    Pues nada, este año a pedir en Fuengirola espeTAS, jajajjajja!

  3. Fascistas sevillistas, siempre jodiendo a mibeti y ahora también a mibeti costasoleño. Cabrones!!!

  4. fr_9

    Simplemente lamentable, pero bueno, estan muy orgullosos de entrar en Europa League de rebote. Por cierto, en Sevilla tambien hay muchos sevillanos merengues y culés, eso por desgracia ocurre en todas la ciudades. Ustedes, sólo os subis al carro cuando la cosa va bien, en la 98-99, en un Sevilla – Málaga, había casi 7.000 malaguistas en el Pizjuan por unos 25.000 sevillistas, ambos conjuntos, jugándose el ascenso, se vió quien tenía mejor afición. Aunque no hay que irse tan lejos, estas 2 últimas campañas, el Pizjuan no ha llenado ni 2/3 de campo, claro, el equipo ha bajado un escalón.

    • Diez mil, hubo diez mil malaguistas ese día. Todos a una, como cuando salvasteis al C.D. Málaga (qepd) de desaparecer. No pasa nada, otra refundación, since 1904, y a vivir, que son dos días.

    • Del chorro de merengues y culés que hay en Sevilla se hablará dentro de no demasiado en el blog de “Colussos Vs. Kukletas”. Dato irrefutable incluído.

      Por otra parte llevo dos años, en cada partido en La Rosaleda, intentando encontrar por la grada una camiseta del equipo local que no sea la de la publicidad de la UNESCO. No lo he conseguido.

    • Pablo F.

      Cuando no hay nada de qué presumir (na-da) y la comparación reduce lo propio al rol intrascendente que tan bien se define en este artículo, se saca a colación el sentimiento, la gran afición (sic) y toda suerte de intangibles imposibles de medir, valorar y, por supuesto, comparar. Un absurdo de manual en esto del fútbol, donde nadie compite en homenaje póstumo a Pierre de Coubertain. “Nosotros somos un sentimiento”, aducen. Como si sevillistas, vallisoletanos, osasunistas o -no lo descarten- madridistas y culés, carecieran de alma y no se dejaran lo que no tienen siguiendo a su club por esos campos de Dios. Da la casualidad que quienes más sacan pecho por esta ridiculez son los seguidores del Betis y el Atlético de Madrid (desconocía que el Málaga formara parte de la secta pero, ahora que lo pienso, encajan magníficamente). Analicen con quiénes comparten rivalidad provincial (y ahora regional) y entenderán el por qué de las cosas.

  5. Anónimo

    Tu pretendido y pedante florido verbo sublimado en las tresmilviviendas, amigo pex, es burda copia. Está inventado, pichita, pero tú, cosa, ebrio de poder (porque tienes un blog, ángelito -nótese el acento-) te crees, inocente paramecio, que zotes encamisetados de blanco y mierda llegarán y te palmearán. Pues claro que lo harán, so lerdo, pero deberías comer más y defecar menos churreteao. MUERTO DE HAMBRE, JARTO DE PAN. Busca el single de “El garrotín”, que para una cosa buena que hizo la generación de tu padre, si es que lo conoces, te la perdiste.

  6. Yo quisiera añadir que la feria de Málaga es mejor que la de Sevilla, donde las casetas son privadas, no sé si esto aporta algo al debate o si ha podido influir en el TAS

  7. G.E.Mortaja

    Todo ha sucedido exactamente como los malagueños denuncian: Sevilla y el Sevilla -una vez más, y van ya ni se sabe desde que el mundo es mundo- les han follado toda la cula al moro y a los aldeanos de la capital de la Costa del Sol (capital que cuenta en su haber de orgullos con joyas como El Carromato de Max -http://www.mijas.es/mijas/internet/verContenido?al_men_pk=1192&as_ruta_men_pk=1005,1044,1192&al_tpo_pk=null&al_tfor_pk=null-, la tumba de Gunilla von Bismarck o la mayor tasa de Creampies realizada por jubilados centroeuropeos en culos de adolescentes y adolescentas locales).

    Y si el ver rabiar, vomitando bilis mientras se revuelcan espasmódicamente por el suelo, a los esmayaos subdesarrollados de ese poblacho no me resultara más hipnótico y gozoso que el quedarme mirando a la candela de la chimenea, igual me sentía culpable por este nuevo abuso.

    Igual sí.

  8. Pepillo "El Gamba"

    Jean Sol Partre

    Le cabe a usté toa. La razón por supuesto.

    Le Feria de Málaga es mucho más mejón que cualquiera otra que comparársele pueda. !Ande vapará!.

    El incomparable marco del Centro Histérico Malagueño celebrando su fiesta mayor no tiene parangón alguno. Con sus calles sembradas de botellas rotas y vomitonas de guiris y aborígenes. Y esas moscar verdes revoloteando sobre los cagajones equinos que funden su aroma con los exquisitos espetos de sardinillas a 10 euros ca una.

    Y el Real, que no mese olvide el Real. Con su porvarea y sus munipas macarras y borrachos; con su Caseta Municipal del Hay-Untamiento ande los percheleros se extasían mirando el garbo de su primer edil cuando le traen su 7otas y sus gambas blancas, -manjares que como todiós sabe son más malagueños que el Cenachero-. Y sobre todo ese baile por sevillanas tan característico de los habitantes del antiquísimo salaero de pescao fenicio.

    Eso sí que sí; sus casetas todas públicas. Lo mismito que sus mujeres.

    En fin querido dramaturgo gabacho, insuperable el tronío costasoleño.

  9. otra vez yo

    Unodelmonumento.

    ¡Que cabrones!
    ¿Queréis no echarle mas vinagre a los caracoles? ¡Que os gusta verlos babear!.
    Me he hecho un “burlaero” de traviesas de vías y “pintao” como los de la Maestranza, de rojo y blanco, “pa” tanto “derrote”.

    Eso les pasa a los piojos resucitaos estos. Llega el jeque les pega dos capotazos que ya quisiera El Juli y se guarda el cheque. Y la culpa al de siempre.
    Desde 1890 se lo lleva currando esta afición, la de mi SEVILLA F.C.
    No os cuento lo que hemos tenido que tragarnos, las fatiguitas que hemos pasado para terminar un estadio NUESTRO de cabo a rabo, viendo en ocasiones a consumados maltratadores del balón llevárselo calentito y, eso si, auténticos días de una gloria que no conoceréis en toda vuestra triste existencia.
    ¡Seguid llorando hasta que se os raje la boca, mamones! a los verdes y a los azules.
    Y buscad al padre del zagal que os han hecho por no pagar en otro lugar.
    El SEVILLA F.C. está por encima de todas vuestras mierdas.

    He dicho

  10. Anónimo

    Unodelmonumento.
    PEX, del carajo nuevamente.

  11. Borja

    soy el típico mesetario veraneante en Marbella y podría tirarme el rollito de simpatizar con el málaga y tal pero … joder semejante escoria. todos mandrilistas, como el borracho de fuengirola. ahora van de que tienen aficion. que facil es irse de putas sin pagar…. TAS enterao malaguista???? malaguista oportunista

  12. Hispalio

    No meterse con la mejón feria der su duropa. Que digo la mejón, las mejore, son dos la del centro, la de noche…..y este año otra la del mar, que ustede vosotro no teneis mar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s