Money League 2010/2011, aún más jodidos

PEX CORRESPONSALÍA SANTIPONCE Y es llegada la hora, queridos compañeros, en que nos bajamos los pantalones, nos sacamos la bolsa escrotal con delicadeza para colocarla en una mesa de altar y que ahí, todos los descreídos, los irreverentes, pertinaces y relapsos, nos besen, ungidos de amor, humildad y reconocimiento, nuestros sacrosantos cojones, ora uno, ora el otro. Porque nosotros ya lo dijimos.

Hace unos siete meses, cuando inició el camino esta bitácora en aras de la filantropía, el bien común y la hermandad entre los sevillistas desequilibrados, redactamos un par de artículos referentes a la Money League que publica anualmente la consultora Deloitte. En ellos hicimos una serie de predicciones tales como que el Sevilla no iba a aparecer entre los candidatos a entrar en el grupo de los 20 equipos del mundo que más ingresan, como sí ocurrió en el anterior ejercicio; o que el Atlético de Madrid, a pesar de lo que digan Cuatro y Cerezo, tampoco iba a seguir entre esos veinte equipos. Dicho y hecho. Clarividentes que somos, nos jugamos la polla en el envite y ahí sigue, entre nuestras piernas, cada día más lustrosa y cachazuda. Al Sevilla ni se le nombra en el nuevo informe, superado por potencias futbolísticas tales como West Ham United o Sunderland, y el Atlético cayó de su posición de privilegio al furgón de los aspirantes. Como amamos el riesgo, vamos a comentar en este artículo el nuevo informe de Deloitte, publicado este febrero pasado, que detalla los ingresos de los veinte equipos “más ricos”, en palabras de Inda, durante la temporada 2010/11, y haremos otro ejercicio de videncia, que lo llamarán los iletrados, o de puro sentido común, como lo llamamos los hijos de la Ilustración, de Voltaire y, para darle vidilla, de Saint-Just, alias el Ángel de la Muerte, por darle su merecido a Borbones, Capetos y otros Urdangarines, ya ven ustedes qué drama. Y sin asamblea previa en las setas.

La Money League es la clasificación de los 20 equipos de fútbol que mayores ingresos perciben en el mundo. Se categorizan estas entradas dividiéndolas en tres partidas: “Broadcasting”, derechos de televisión, tanto de competiciones domésticas como internacionales; “Matchday”, entradas, abonos y otros servicios que cobra un club cada día de partido; y “Commercial”, patrocinadores, sponsors, venta de camisetas y trapos con el escudo. Como verán, lo que se llamaría, con benevolencia, ingresos de explotación. Los ingresos extraordinarios, esto es, los que no se derivan de la actividad económica principal del club, no se contemplan, tales como venta de jugadores o recalificaciones. Ya digo, hay que ser clementes con la clasificación; estos de Deloitte no saben todavía que para crecer hay que vender jugadores, o ficharlos sin haber visto un solo vídeo de los agraciados pero que son oportunidades de mercado irrechazables; y que ésta, y no otra, es la principal actividad que reporta beneficios a no pocos clubes llevados por las mentes más brillantes de la historia de la gestión.

Los veinte equipos los pueden ver aquí. Los de siempre, o casi siempre. Los seis primeros llevan ahí desde hace seis años. Los diez primeros, salvo por la irrupción del Schalke que desbanca a la lamentable Juventus, son los mismos desde hace ocho temporadas. Se replica año a año, hasta tal punto que se insinúa que el próximo puede ser el primero en que la lista la formen los mismos equipos que esta 2010/11 pasada, sin ninguna novedad. A lo mejor, con su buena marcha en Champions, el Benfica entra en lugar del Valencia. Pero nada más. Suponemos que les suena eso de los ricos cada vez más ricos y los pobres cada vez más jodidos. Se llama capitalismo. Sin embargo, no es un modelo monolítico. Mientras que en la mayor parte de Europa hay un grupo de burgueses pujantes que se abren paso merced a un retroceso a la era post-mercantilista en la que Adam Smith, la mano invisible y la puta que lo parió son la única regla, en España sólo hay dos equipos, que son los más ricos del mundo, y el resto con el agua al cuello. Como en las repúblicas bananeras que aprendieron admirablemente de la metrópoli, aquí están las mayores fortunas y las mayores bolsas de pobreza, alias equipos en concurso de acreedores. Es decir, en España, capitalismo, de entrada, sí; pero vamos a hacer las cosas bien. Las desigualdades, por si se nos va la olla, que sean apoyadas y amparadas por el Estado, no sea que Florentino o Rosell metan la pata. Esto también les sonará. Sí, se llama fascismo.

España va bien

Encabezan la lista de los clubes que más dinero ingresaron en la 2010/11, como ya hemos dicho, Real Madrid y Barcelona. Por tercer año consecutivo, y lo que te rondaré morena, que el Manchester, tercero del top 20, cayó en la liguilla de Champions y la distancia respecto a estos dos será aún mayor el año que viene. El Madrid lleva siete temporadas siendo el líder de esta clasificación. Se la sudan los alcorconazos y el caer durante todos estos años, con la excepción del pasado, en octavos de Liga de Campeones; ya puede el Fútbol Club Barcelona ganarlo todo cada campaña que no los mueve de ahí nadie, aunque la brecha sea cada vez menor. Moraleja: relean el párrafo anterior. Lo curioso del Madrid este año es que, a pesar de haber ganado la Copa y haber llegado a las semifinales de Liga de Campeones, han visto reducidos sus ingresos respecto al año anterior en la partida “Matchday”, descendiendo también la afluencia media de espectadores al estadio. Reconocemos que la explicación se nos escapa. Los de Deloitte dicen no sé qué de la final de Champions jugada en el Bernabéu el año anterior. No se creen ni ellos que esa sea la causa. Que los japoneses estarán hartos de ir al estadio, digo yo. Ingresos por televisión e ingresos por marketing, como Dios y subiendo. Mediapro proveerá, y los patrocinios de Bwin, Adidas y Emirates, más.

El Barcelona, tres cuartos de lo mismo. Incrementados sus ingresos en un 13%, crecen en todas las áreas; casi doblan la diferencia que mantienen con el Manchester y se acercan al Madrid. La diferencia con los ingleses será aún mayor el año que viene, por la cagada ya apuntada del United en Champions y porque se empezará a cuantificar el patrocinio de los qataríes y los derechos del Mundialito. Tanto es así, que se apunta que, entre Madrid y Barcelona, el que mejor resultado obtenga este año en Champions, ocupará la primera plaza de la Rich List el año que viene. Nosotros nos cagamos en ese vaticinio. El Real Madrid, pase lo que pase, volverá a ser quien más ingrese este año.

Y después andan por ahí los del Valencia. Uno de esos pobres equipos que dependen de lo que hagan en el terreno de juego para acumular dinero. Tan tristes que poco podemos decir de ellos. Han caído en la liguilla de Champions, pero el año pasado tampoco llegaron mucho más allá y ahí están, los tíos, los decimonovenos. Igual el año que viene se libran por los pelos y quedan en vigésimo lugar. Hasta hace dos días estaban en el furgón de los chuflas de pro, los que ni siquiera han encontrado un patrocinador para la camiseta.

Ein Volk, ein Reich, ein Führer

Ojito con estos cabrones, que no contentos con haber hundido a Grecia en el Medievo, van para arriba con trabajo y saber hacer, nada de pelotazos televisivos ni de recalificaciones. Sacan casi todos sus ingresos del marketing y venta de camisetas. Para algo son el mayor mercado interno de la UE, tienen una de las rentas per cápita más altas y se van a quedar de aquí a nada con todo el continente, vieja aspiración germana desde que el mundo es mundo. Por otro lado, cuentan con excelentes instalaciones gracias al Mundial de 2006 y es raro el equipo que no llena su estadio semana tras semana. Cuatro clubes tienen en esta edición de la Money League, y ninguno bajará del puesto vigésimo el año que viene, ahí tienen un yoyalodije para la Rich List de 2013. Incluso tienen los cojones de meter al único equipo que aparece en la lista sin haber jugado competición europea en la 2010/11, el Hamburgo. Ya hemos comentado lo del Schalke, pero no es cosa seria sino flor de un día que esté tan alto. El Bayern, cuarto, puede acercarse bastante al Manchester United, o incluso, superarlo. El último campeón de la Bundesliga, nuestros amigos del Dortmund, son el equipo con mayor asistencia media a su estadio de Europa sólo por detrás del Barcelona. Atentos, esto les interesa. Dice el informe (traducción libre santiponcera): “Los bajos precios de los abonos, especialmente en la Südtribune, que alberga a 25.000 aficionados, condujo a un ingreso promedio relativamente bajo de 1,3 M€”. ¿De dónde sacan estos tíos el dinero, si ponen 25.000 abonos a la venta para una “megagrada” a unos 200 pavos en una zona de salario medio de 28.000 euros anuales? Porque firman contratos de patrocinio serios. Porque se pueden encontrar camisetas del Borussia en toda Alemania y la mayor parte de Europa. Porque, cuando les van bien las cosas, renuevan contratos al alza con marcas deportivas de primera línea, y nunca, jamás, firman por más de cinco años. Porque trabajan y no le echan la culpa al empedrado ni, mucho menos, a sus hinchas, si las cosas salen mal. Pero ya sabemos que aquello es Alemania, donde ministros dimiten por plagiar una tesis; y esto es lo que es, donde siete de cada diez ministros cree que eso de una tesis es una película de Alejandro Amenábar.

A partir de la 2012/13 se clasificarán cuatro equipos alemanes para la Liga de Campeones, en lugar de los tres actuales. Todavía crecerán mucho más, tanto en dinero como en calidad de su liga, que es ya una de las más atractivas del continente. Siempre podremos irnos a Mallorca en verano a servirles sangrías con nuestro alemán aprendido durante la temporada leyendo las pancartas de las gradas a las que acuden pagando menos de la mitad que nosotros, ganando un sueldo el doble del nuestro y con un desempleo a años luz del de aquí.

“No soy galáctico; robo donuts en un Tesco”

Seis equipos de la Premier League entran este año en esta clasificación, el país que más aporta. United, Arsenal, Chelsea, Liverpool, Tottenham y Manchester City. Poco se puede decir de los putos ingleses que no se haya dicho ya. La mejor liga del mundo se ponga como se ponga la Sexta; al ser una competición de verdad atrae a los mejores sponsors, que los hay para las camisetas de casa, las de fuera y las de entrenamiento; más un reparto televisivo que es modelo para toda Europa excepto para el Faro de la Cristiandad. El Manchester la está jodiendo un poco, el Tottenham, ya que este año no ha jugado Champions, bajará de su posición en detrimento del City, y poco más. Que al final del artículo nos toca hablar del Sevilla y en algún momento habrá que llegar.

“VADA A BORDO, CAZZO!”

Nuestras queridas provincias del Milanesado y de Nápoles y las Dos Sicilias dan un asco tremendo, soy incapaz de ver un partido entero entre equipos italianos. Pero ahí están los tíos, aportando cinco equipos a la Money League: Milan, Inter, Juventus, Roma y Nápoles. Los cuatro primeros llevan ahí desde ni se sabe. Mención especial a los turineses, que son el único equipo en la historia que ha entrado en esta lista estando en Segunda División. Viendo los gráficos de Deloitte da la sensación de que en Italia se juegue a puerta cerrada, sacan una miseria por abonos y entradas. La parte del león, como buenos católicos romanos, es la referente a la tele. Pero este año era el primero con reparto “igualitario”. ¿Se han resentido los ingresos de los clubes, se ha ido todo a la mierda, han instituido el soviet de pizzeros y operadores y le han cortado los huevos a Moratti o Agnelli? No, les ha dado para mantener sus posiciones y para meter a un equipo más, el Nápoles, que también estará ahí el año que viene por su participación en Champions y , seguro, en una posición mejor que la actual vigésima plaza. Marca y As equivocándose en sus juicios, resulta que los repartos racionales no nos llevan a la barbarie sino a una sustancial mejora. Quién lo diría.

La Antiespaña, el TAS y los guiñoles tienen representándolos a Marsella y Lyon. El único campeón de liga de los “Big Five” que no entra en la Money League es el Lille. Hay poco o nada a destacar. Como todos sabemos, son unos muertos de hambre que se creen alguien. Que el Lyon se desfonda porque, pobres ilusos, basaban sus ingresos en su progresión en la Liga de Campeones, y los de Marsella siguen a lo suyo desde que eran colonia griega: timando al personal. Y ya. Al lío.

Crónicas de un pueblo

Se siente uno como Manolito, el de Mafalda, que tenía como ídolo a Rockefeller pero la realidad era que él vivía de la tienda de ultramarinos de su padre, cuando tiene que pasar de hablar de estos equipos a hacerlo del Sevilla. Un cambio de tercio tan delirante que sólo se justifica por la temática del blog y la salud mental de sus autores. El Sevilla Fútbol Club nunca ha entrado en los veinte primeros puestos de la Money League. Ni cuando éramos la hostia en verso. Todo lo más, entre los aspirantes, entre el vigésimo y el trigésimo equipo con más ingresos del mundo, y eso en años muy buenos, con títulos y Liga de Campeones de por medio; si no, ni de broma. Dependemos del balón para ingresar pasta, ergo somos mierda, proles, clase subalterna. Como esa pobre gente que depende de un salario para vivir, que nunca va a tener una casa en las Seychelles, su hogar jamás se parecerá a los que salen en las revistas de decoración y su señora sólo se asemejará en cuanto a genoma, y en algunos casos ni eso, a las jacas que aparecen en la tele; todo es un valle de lágrimas del que sólo nos sacará la muerte o, si acaso, una buena guillotina. O un pelotón de fusilamiento permanente en la Zarzuela.

Sin embargo, el caso sevillista es más sangrante si cabe, porque no hace mucho se nos apareció la Virgen, los Santos Ángeles Custodios, los Padres de la Iglesia y toda la corte celestial y nos dijeron, como hace la plantilla contra todos los colistas con que se cruza en el campeonato: levántate, y anda. Se construye un verdadero equipazo, con el tirón sentimental del centenario, se empiezan a ganar títulos y se juega como si los rivales nos debieran dinero. Era el momento de dar el salto y dejar como herencia a las generaciones venideras un patrimonio y un estatus que hiciera que los conceptos “descenso”, “venta de tus mejores jugadores”, “otro año igual”, “buscar curro” fuera algo de otra época. Como buenos sevillanos, hicimos lo esperado: gastarnos la herencia de la abuela en putas.

Admitimos que el actual consejo de administración de nuestra sociedad mercantil favorita es el que más éxitos ha conseguido de la historia. Lo contrario sería mentir. También podemos admitir que esto no es Manchester y que eso de ganar títulos todos los años no va con nosotros. Vale, sin problemas; para mí eso de los títulos era una entelequia hasta los 25 años y nunca me pareció un gran inconveniente. Pero uno coge informes, como por ejemplo este de Deloitte, y ve que el Sunderland está por encima del Sevilla. El Sunderland, equipo cuyos éxitos más recientes datan de hace casi un siglo, con una ciudad de menos de 200.000 habitantes. Esto, simpaticotes como estamos, nos parece chocante. ¿Qué hacen bien estos tíos que no sabemos hacer aquí para, con una ciudad de área metropolitana ocho veces menor que la nuestra, con un equipo tan malo, con una masa social de chiste, ingresen, en estas tres áreas, más que el Sevilla? Misterio. De nuevo damos por buenos argumentos como que sin un reparto televisivo a la europea, es imposible crecer. Toda la razón, es una partida indispensable, y ese modelo en España tiene mucha culpa del actual estado de cosas. ¿Pero cómo es posible que un equipo que era admiración del continente entero no reventase sus ingresos de marketing y patrocinadores? Aquí ya podríamos apuntar razones, por desgracia cualitativas, como el empecinamiento del club por seguir con un proveedor de material deportivo de cuarta fila y no haber firmado con empresas que pusieran tu camiseta en todos los centros comerciales de Europa. En lugar de eso, vendíamos en la provincia de Sevilla y pare usted de contar. Y, dicen por ahí, el patrocinador de nuestra mejor época, 888.com, firmó como caído del cielo porque ellos, por propia iniciativa, en el palco del Philips Stadion cierto 10 de mayo, preguntaron que cuánto el completo. Para todo lo demás, Robles Aljarafe.

En la época de los títulos no era raro ver a grupos de guiris, erasmus o familias, en las inmediaciones del estadio los días de partido. Aún hoy se ven. Lógico en una capital que vive del turismo y que es uno de los destinos más demandados por los estudiantes extranjeros para seguir aquí sus estudios o para emborracharse con la excusa de la universidad; estas personas tenían, además de los alicientes propios de la ciudad, el añadido de ir a ver a uno de los equipos que mejor fútbol hacía en Europa. Viniendo de culturas donde ir al estadio sin los colores del equipo es anatema, los tíos se gastaban su dinero en camisetas y bufandas del Sevilla. ¿Qué se hizo por fidelizar a estos clientes? Nada. La web del club es propia de los tiempos del auge en bolsa de las “puntocom”, la versión en inglés parece una broma pesada, no se ha hecho un uso racional y extensivo de las redes sociales hasta el punto que cuentas de twitter no oficiales, que informan sobre actualidad sevillista, tienen muchísimos más seguidores que la propia cuenta del club, que no responde a nada, no da versiones de sus tweets en otros idiomas, limitándose a ser un mero spam de la web oficial. Coño, que nuestra cuenta de twitter, que ya tardan en seguir, es más seria. Dense una vuelta por foros sevillistas y verán mensajes de chavales extranjeros que piden información del Sevilla a los usuarios porque de la web del club no sacan nada en claro y, otro choque cultural, se dirigen a los medios oficiales del Sevilla vía email, recibiendo la callada por respuesta. En lugar de cuidar este mercado, sacamos una camiseta horrorosa con monumentos de chichinabo de pueblos de mierda. Camiseta que, gracias a la distribución de material deportivo sevillista, nunca llegará a esas putas aldeas.

Resumiendo: hay ventas de carretera que están gestionadas más racionalmente que esta sociedad mercantil. Es falso que los gestores del Sevilla sean eficientes, distan mucho de eso; es falso que esta ciudad no dé para más y que por eso nos pasen por la derecha equipos de pueblos grandes; es falso que esta afición no esté a la altura de las mejores. Da la sensación de que se vive al día y que no hay planes de ningún tipo. No se consiguen patrocinadores importantes, no se fideliza a los de fuera y se insulta a la mínima a los de casa, no se planifica una distribución comercial, no se trabaja siguiendo unas pautas básicas en cualquier sociedad a corto, medio ni mucho menos, largo plazo. Hay un oscurantismo inquietante en ciertas parcelas del club. En la campaña de abonados de este verano pasado, se dijo que los bochornosos vídeos los había elaborado una tal empresa de nombre “Oscuro y desenfocado”. Una empresa audiovisual con ese nombre no se ve ni en Mortadelo. Ni en Mortadelo ni en Google, porque yo no la encuentro por ningún sitio. ¿Es una empresa fantasma? ¿Existe? ¿Quién se ha llevado ese dinero? ¿De qué cantidad estamos hablando? De nuevo, misterio. Imaginen que una corporación, por ineptitud de sus directivos, ve menguado su nivel de ingresos y en lugar de pararse y preguntarse qué se está haciendo mal, digan que la culpa es de los clientes. Que si lo que ofertan es caro y de mala calidad, que se vayan. Que ellos lo hacen todo bien, pero es que sólo pueden venderle a muertos de hambre. Eso lo ponen como titular de “El Mundo Today” y es despollante. Lo triste es que aquí vivimos con esos titulares diariamente y a nadie le sorprende.

Lo anterior es pasado. Esa oportunidad se perdió, y ya no hay éxitos deportivos ni jugadores que con su venta maquillen los resultados. Ya no entramos ni en UEFA. En otro alarde de coherencia organizativa, tenemos abonos prohibitivos y entradas regaladas. Muy malas tienen que ser las ventas de material para que se pongan, dentro de la temporada en vigor, a un tercio del precio que tenían en septiembre. El futuro se presenta jodido, y nos han llevado a esta situación los mismos que nos dieron tantas alegrías. Justo es agradecerles los aciertos, como así se hizo, e igualmente justo es pedir responsabilidades cuando ellos mismos nos han hecho perder este tren.

Anuncios

24 comentarios

Archivado bajo Mi reino por una lavadora

24 Respuestas a “Money League 2010/2011, aún más jodidos

  1. AlvaroE21

    Me cago en mi puta vida deportiva. Con el West Ham nada, hostia puta, al West Ham ni tocarlo

  2. maldinisfc

    es brutal el artículo

    y triste,muy triste

  3. Lucius

    Enorme, un tochaco, pero no le sobran ni los espacios. Enhorabuena.

  4. Beatleg

    Amén. Voy a rezar el rosario.
    Putos cracks.

  5. BarackChewaka

    Cuanta razon tienes Jesus. Toda la culpa es de los medios madrileños y de los del portal abutanado. Avanti siempre, sin vergüenza y a lo loco.

  6. pakokoSFC1905

    Entras aqui de buena mañana, con legañas como torrijas, y te encuentras este tochaco. Y dices; “Bueno, empiezo a ver de que va, lo dejo y luego a media mañana, cuando ya esté mas espabilao, lo termino”. Pero no. Te lo lees del tirón.Enhorabuena por el artículo, como diría el gitano es el evangelio.

  7. La polla, sublime, magnífico. ¡Puta Italia!

  8. Coyoto

    Grande el articulo y dice verdades como templos.

  9. Camilo Sexto

    Hay que añadir que uno de los responsables, el Director de Marketing, es ahora cuando empieza a formarse y a estudiar para realizar el trabajo que ya está haciendo desde hace varios años.

  10. Viendo los gráficos de Deloitte da la sensación de que en Italia se juegue a puerta cerrada, sacan una miseria por abonos y entradas.

    Es que en Italia no es tan fácil como parece ir al fútbol, para empezar porque una grada entera está destinada al equipo rival (no se si esto es exactamente así en los equipos grandes con buenos estadios rollo San Paolo, San Siro u Olimpico, pero si en los más “modestos” tipo Fiore).

    Para perseguir la violencia y a los ultras, cada aficionado que se saque el carnet de temporada está poco menos que fichado por la policía y los dias de partido no se puede sacar entradas en la taquilla, tan solo las puedes sacar hasta un día antes y por supuesto siempre presentando el DNI ya que las entradas son nominales, por lo que entre higos y brevas la afluencia de público en los estadios se resiente.

    Eso si vas a la grada ultra y está siempre siempre siempre petada, juegue el equipo contra quien juegue y esté en la división que esté.

    • Sí, pero no. La gran mayoría de estadios es de titularidad pública, de ahí que saquen menos que otros equipos de otras ligas. No se destina una grada entera a la afición rival, sí un buen porcentaje pero no una grada entera, que eso sería la polla. Por cierto, en Inglaterra o Alemania se destinan más entradas para los rivales que en Italia y los tíos las llenan. Además, el dinero es el mismo, paguen la entrada los tuyos, la paguen los rivales, no veo qué problema hay desde el punto de vista de los ingresos que es de lo que se habla aquí. Lo del carnet de temporada lo confundes con la “tessera del tifoso” que es algo muy diferente. Te aseguro que un tío que no viaje nunca no está fichado por nadie por sólo sacarse un abono. Y sobre puteos y películas de miedo a los hinchas, donde más y mejor se ha hecho eso es en Inglaterra. Partidos a deshoras, precios prohibitivos (coño, como en España!) y los tíos han seguido llenando estadios a cualquier precio, a cualquier hora. Aparte que la asistencia media a los estadios italianos es de chiste comparada con la de otros países. Y no será por precio, que es muy inferior al de aquí o al de Inglaterra.
      En fin, que en Italia la gente, en general, va menos al fútbol que en Inglaterra o en Alemania. En España, poquito a poco, vamos a seguir el mismo camino y están menguando las cifras de asistencia al estadio. Y es que los aficionados seremos lumpenproletariado alienado, pero los repartos absurdos, los tongos, y otras mierdas también nos minan la moral y nos echan del vicio, aunque parezca mentira.

      Un saludo y nos alegramos que el artículo esté gustando a pesar de ser un tochazo y pelín árido. Se ve que en PEX tenemos los lectores que merecemos, y en As (MIMADRÍESELNÚMERO1ENTODOYEAAAAH), lo mismo

      • Yo por lo que pude ver durante un tiempo que estuve bastante mediometido en una grada italiana, en estadios pequeños tipo Empoli, Siena, Livorno (todos en Serie A por aquella época) etc la grada contraria a la del los “tifossi” era entera para la afición rival y también en partidos de la B o de la C1… En estadios grandes supongo que no, claro está y bueno lo de que están “poco menos que fichados por la policía” lo decía con su poca de exageración que para eso somos sevillanos, pero si que es verdad que están muy controlados, fijate que el año pasado volví y ya no controlaban en los tornos, si no que el perimetro del campo estaba vallado entero (es como si aquí pusieran vallas en el equivalente al albero que rodea al Sánchez Pizjuán) y había que pasar DOS CONTROLES para entrar.

        También te digo por otra parte que es sumamente fácil colarse en los campos italianos, en algunos ibas andando tan tranquilo y cuando llegabas al portero le decías “Ciao” y lo mirabas sin darle entrada ni ostias y pasabas y en campos más “serios” si le ofreces dinero a los puertas (yo fui a toda una seminifinal del Champions pagandole al puerta menos de los que costaba la entrada, que por otra parte estaban agotadas) pasas con alfombra roja incluida.

        Ciertamente en Inglaterra y sobre todo en los 80/90 cuando la UEFA sancionó a los equipos ingleses, se pusieron muy en serio con los ultras, porque se les iba de las manos, ya no solo con los hooligans, si no sobre todo con los “casuals” que campaban tan normales por la ciudad y de repente de la liaban, igualmente la FIFA les metió mucho el rollo del “Fair Play” y sanciones ejemplares porque vio que el chiringuito se les iba de la mano y deportes como el Baloncesto les estaban quitando una gran cuota de mercado, pero los ingleses son distintos, yo tengo la experiencia de ir a un partido de comienzo de pretemporada del Sheffield Wednesday rollo como si aquí dices Sevilla FC – Rota en el Sánchez Pizjuan y estar aquello absolutamente a reventar.

        No intentaba justificar con mi comentario la poca afluencia a los estadios italianos, pero si significar que, al igual que sucederá en España y si no al tiempo, si lo van poniendo cada vez un poquito más difícil, cada vez un poquito más difícil y cada vez un poquito más difícil pues la gente dejará de ir al fútbol y lo verá exclusivamente por TV. Por eso empezaba mi comentario con un “Es que en Italia no es tan fácil como parece ir al fútbol”…

        Con lo que molaba terminar de comer un dominguito e irte pal fútbol…

      • Muy interesante todo lo que comentas, company Rinat. ¿No tenéis en vuestro blog algo de gradas contando estas experiencias o hablando un poco del tema por Italia, que veo que controlas? Yo no tengo tanta idea porque allí he estado de turisteo y no conozco a italianos que vayan al fútbol (sí, los que conozco son maricones el 100% del tiempo, ni en finde se vuelven tíos. Tantos años de presencia hispana y no aprendieron nada) pero lo comentaba por cosillas leo y de las que intento enterarme. También que desde el “Moggi-gate” la gente se ha desencantado bastante, igual que a principios de los 80 con otro escándalo de amaños, que, si no recuerdo mal y corrígeme si lo sabes, acabó con el Milan en Segunda. Eso es algo que sí lo veo muy distinto de los italianos con respecto a nosotros, no me veo ni a la justicia metiendo mano (ahí tenemos a Contador y su mirada limpia, no lo hacen con el ciclismo, van a hacerlo con el fútbol), ni mucho menos a la gente dándole la espalda al fútbol de modo radical.

        Y hombre, no tienes que justificarte, sólo faltaría. Simplemente estamos hablando, y me parece un tema interesante y ya digo, del que te veo puesto.

        Un saludo, tío.

      • Que va tio, en el blog no se toca nada de esto a no ser que aparezca en la grada un italiano en marcapaquetes bailando el “ay si te pego” o que lo tratemos con pinceladas al hablar de nuestros guía espirituales favoritos: Aguardiente y Cigarrito. Además ya ando un poco retirado del tema…

        Lo de los escándalos que comentas, pues bueno, no es oro tampoco todo lo que reluce, (impensable, eso si, que en España en una situación análoga hagan lo mismo con el Madrid) date cuenta que lo de la Juve fue DESCARADISIMO durante años y tan solo le quitaron dos de las ligas, la mandaron a 2ª, pero después reformaron el sistema de ascenso para que tuviera más posibilidades de subir, como así fue y posteriormente le rebajaron los puntos negativos con los que empezó la liga y lo del Milan ya fue de traca, ya que estaba a un nivel de implicación parejo al de la Juve… intervención de Mr.Berlusconi y aquí no ha pasado nada… Eso si, equipos de Serie B (o incluso A) que bajan en los despachos a la serie C2 y de repenten suben a la C1 sin saber ni muy bien por qué y refundaciones de equipos que comienzan su trayectoria en C1 están a la orden del día, esto me fascinaba porque aunque me explicaran mil veces que había pasado no llegaba a entenderlo (mentalidad ibérica mediante), pero cositas como esta pues hacen que lógicamente a los hinchas de los clubes modestos pues le minen la moral.

        Por otra parte lo del Moggigate coincidió con la victoria de Italia en el Mundial, por lo que el desencanto con respecto a “fútbol como deporte” no fue tal, pero claro a nivel de clubes entre eso y las continuas acusaciones y escandalos de partidos comprados y apuestas ilegales con jugadores implicados un año si y otro también pues supongo que llega un momento que desencantan a la gente… lógico y normal.

        Y bueno no me enrrollo más que me estoy desviando a tope del tema del la entrada, jejeje, eso si, como último apunte siginificar que la celebración de la victoria en ese mundial es lo más bestia que he vivido yo en toda mi puta vida, me meo yo en la celebración de España. Ver como porque Italia ganase a Ghana (si no me falla la memoria) en el primer partido se echara TODA la peña de una ciudad de cien mil habitantes (imaginate en las grandes) a la calle a celebrarlo con banderas (e incluso vi reventar algún coche que otro) me hizo ver lo que es la autentica pasión de un pais por el fútbol y eso se mea en todo el dinero y cualquier informe de deloitte y de su puta madre. Como dice la FRAC, ODIO ETERNO AL FUTBOL MODERNO

  11. Alameda

    Gran artículo. Dan ganas de echarse a llorar, o de hacerse del Hamburgo.

  12. Arenas de Guecho

    Si señor Si señor !! PEX siempre a la altura. He cogido libreta y boli y he tomado apuntes, igual hasta algún día os cito en una tesis doctoral de esas que tanto saben nuestros políticos jeje. De todos modos, como nostálgicos de nuestro fútbol que soy (y creo que vosotros también) tendría que sudarnos el bacon (lo que está entre el culo y los huevos, por si no lo saben) estar o no en la Money League. Dejádsela a los catetos del mandril y del far$a hombre, que la gente de equipos serios de verdad vivimos por el patxaran dentro del estadio, un purote güeno soltándole el humo en la nuca al calvo de ‘alante’ y amenazas de muerte al árbitro. El resto es para maricones y para manolizarnos…. Me quito el bombín, ole y ole.

  13. labestia

    la culpa es de bielsa por no querer venir

  14. Qué buenos sois cuando no os dedicáis a insultar a los rivales, coño. Sólo puedo reverenciar este artículo y el de Tsartas. Impresionante.

  15. ROMO

    100% de acuerdo , pero la situación de republica bananera que comentas , en la que el Farsa y el Mandril son el terrateniente y los demas la morralla , es pan para hoy y hambre para mañana . A este paso , en pocos años , cuando el Farsa le meta un 10-0 al 5º de la liga , o para la jornada 25 le saquen 20 puntos al tercero , a quien le va a interesar ver un partido de la liga española ? quien va a pagar por los derechos de televisión de una liga en la que sólo hay dos partidos interesantes al año ?

    • Pues claro, si de eso es de lo que hablábamos y queríamos comentar comparando con otros países donde hay una competición de verdad, como Alemania, Inglaterra o Italia desde el año pasado con un reparto televisivo conjunto. La liga se iguala, la competencia crece, hay más interés y los patrocinios, por tanto, el dinero, llegan a espuertas a la liga en cuestión. ¿Quién va a pagar un dineral por patrocinar una liga que se decide en dos partidos de 380? Todas esas ligas son mucho más interesantes que la española y o esto cambia, o la cosa se va al carajo y hasta los mastodontes van a verse perjudicados.

      Una última cosa, que no está en el artículo pero sí en el informe de Deloitte. Según éste, si desde ya hubiera reparto igualitario en España, Madrid y Barcelona seguirían siendo los nº1 en cuanto a ingresos. Es decir, el monstruo ya está creado y la diferencia de sus ingresos con un reparto u otro sería apreciable pero en ningún caso decisiva. Otro dato que rara vez comentarán en Punto Pelota, por ejemplo.

  16. Saludos.

    Esto os pasa por leer revistas indecentes y obligarme a mi a leerlas. Yo, que no se leer.

    Además, las fotos son malísimas y no me gusta ninguna de las chicas. Hoy me ha costado mucho hacer el flujo intestinal regular porque no me gustaban las chicas.

    En mi pueblo, los jugadores pagan por jugar y son la envidia de la novena división (Liga Blablaublea). Y pagan religiosamente con terrenal dinero (el presidente es cura y tiene un puesto de trabajo fijo), pierdan o dejen de ganar.

    ¿Entonces, en qué quedamos? ¿El cluz mas rico es el madrí y piensan seguir siéndolo? ¿Se sienten amenazados por la periferia del noreste? ¿Se está orquestando un asalto de las fronteras al país vecino y colocar nuestra señera en la Sagrada Familia? Decidme algo, por favor.

    Me mandáis, os ruego, revistas en cristiano o no las abro ni siquiera para mirar a las chicas que no me gustan.

    Genios.

    Cuidaros.

  17. Pingback: Salchichas, seguros y el último vals | Palanganismo exacerbado

  18. hey there and thank you for your info – I’ve certainly picked up something new from right here. I did however expertise several technical issues using this website, as I experienced to reload the site many times previous to I could get it to load correctly. I had been wondering if your web hosting is OK? Not that I’m complaining, but slow loading instances times will sometimes affect your placement in google and could damage your quality score if ads
    and marketing with Adwords. Anyway I’m adding this RSS to my e-mail and can look out for a lot more of your respective interesting content. Ensure that you update this again very soon.

  19. Pingback: Money League 2011/12, hondonadas de hostias | Palanganismo exacerbado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s