Archivo mensual: marzo 2012

A la gloria no se llega por un camino de rosas

C.S. Bilardo (I)

PEX CORRESPONSALÍA SANTIPONCE Gran pueblo el alemán. La primera vez que les dio por unirse provocaron una nadería como la Alta Edad Media. Amariconadillos durante el siguiente milenio gracias al cristianismo, cuando Europa, al fin, levanta cabeza, se sacan de la manga la pestilente herejía protestante y guerras de religión, matanzas y persecuciones por todo el continente al canto. Pero faltaba lo mejor: su unificación. En menos de setenta años causan las guerras de Schleswig-Holstein, la guerra franco-prusiana, el Congreso de Berlín de 1885, la Primera Guerra Mundial y la Segunda. Setenta añitos y ese currículum. Que uno coge un libro y mira fechas y le parece muy lejano lo de Hitler y 1871. Pero ustedes imaginen que España, desde la victoria del Caudillo, hubiera liado todo eso hasta hoy. ¿A que ya no es tanto tiempo? Y lo más importante, ¿a que hay que ser tela de hijo de la gran puta, pero tela, y toda tu población, el 100%, tiene que ser muy bastarda para estar siempre maquinando cómo liarla aún más parda? Esos son los alemanes, que no les engañen. Coño, miren la que están montando ahora, sin ir más lejos. Aquí ya hemos retrocedido a 1871, su año fetiche, en cuanto a política laboral por su obra y gracia. En 1941 eran menos sutiles que ahora y entonces, entre otros grandes éxitos, pues hablamos de la verdadera edad de oro del germanismo, invaden Yugoslavia. Un reino ridículo pero con la peculiaridad de que sus buenas gentes tenían mala hostia para dar y tomar. No a niveles industriales como sus invasores, más bien siguiendo el modelo hispano: crueldad increíble que se canalizaba contra el pueblo de enfrente. El sino de los países sin revolución industrial; como no hay trenes, tenemos que sacarle los ojos a los de Villalpando o a los de Srebrenica. Y como no hay industria, por tanto no hay armas, les sacamos los ojos con una navaja o una cuchara, lo que haya más a mano. Entre estas excelentes personas estaban los ustachas croatas (aliados de primera hora de los alemanes), los musulmanes bosnios (ídem, por aquello del antisemitismo) y los chetniks serbios, en principio, reacios a la invasión. Entonces surge nuestro héroe que, a pesar de su absurdo nom de guerre, Tito, sería quien se llevara el gato al agua en aquel crisol de culturas. Ya en 1936 había hecho un erasmus por España que le dejó las cosas claras. Como le reconoció al abuelo del cuñado del vecino del 1º izquierda del fundador de esta casa en Alcázar de San Juan (el abuelo del cuñado del vecino del 1º izquierda del fundador de esta casa curraba en la RENFE), en unas declaraciones que han pasado desapercibidas para la historiografía oficial: “los españoles de ahora sois una panda de maricones que si estáis aguantando es porque los de enfrente son unos inútiles. Pero en 1808, y esto te lo dice un miembro del Partido Comunista Yugoslavo, cuidao, le echasteis huevos al asunto. Es más, también aprecio cierta imaginación y gusto por el detalle, que he visto los grabados de Goya”. A partir del 41, este viaje de estudios empieza a dar sus frutos. A lo Empecinado, se echa al monte y si hay que envenenar pozos y dejar sin agua a comarcas enteras pero con ello nos llevamos por delante a algún alemán, se envenenan. Si hay que vivir con las cabras, se vive, que con fantasía y cariño todo es uno. Por supuesto, alemanes, croatas, bosnios y hasta los serbios, llegado el momento, se unen contra él y sus partisanos. Porque eran enemigos y blablabla, pero sobre todo lo quieren quitar de en medio porque propugna la verdad del materialismo histórico, señores. “Ni sois el pueblo elegido ni a nadie le importa una mierda el santo destino de Serbia, Croacia o su puta madre. Somos una raza vergonzosa que se ha visto invadida y dominada por el primero que llegaba, ya fueran turcos, austriacos o alemanes. Hasta por los venecianos, me cago en mi vida, hasta por esos maricones de los venecianos. Así que vamos a echarle un poquito de vergüenza torera al asunto (recuerden el erasmus del amigo y la huella que dejó en él), sus, y a ellos”. Coño, que ganó la guerra sin una ayuda significativa y de ahí que Yugoslavia saliera siempre con un color raro en los mapas de los libros de Sociales por ser un país “no alineado”.

Sigue leyendo

Anuncios

18 comentarios

Archivado bajo Vendecolchas

La primavera trompetera ya llegó

Pues eso. Es lo que tienen los equinoccios, que modifican las conductas de los seres humanos. Poco a poco, uno ya puede ir en camiseta por ahí, se cambia la hora y todavía es de día cuando te bajas a la plaza a por un litro. Además, la gente empieza las dietas porque ya no pueden esconderse los michelines debajo del chaquetón y da más asco que nunca tener que trabajar al día siguiente, o estudiar, o ir a por metadona, o lo que sea tengan como obligación diaria los estimados lectores. Por supuesto, es la época en la que se repite, año a año, la frase “parece que este invierno han plantado tetas” al ver que las zagalas tienen a bien deleitar al personal que las observa. Y, en general, acontecen todas las cosas que refleja el señor Alberto en su canción. Por si fuera poco, empiezan a salir señores disfrazados a la calle y a la gente normal nos dan vacaciones, luego la feria, y cuando te das cuenta es verano. Pero es que, encima, ha vuelto Mad men. ¿Qué más se puede pedir? Muerte al invierno, que ya llegó la primavera. Sigue leyendo

9 comentarios

Archivado bajo A toro pasado

Salchichas, seguros y el último vals

Pasado viernes, por la noche. No sé si fue en las cervezas de la tarde, durante la cena, con los cubatas de la noche o con lo que fuera que consumiera a lo largo de la madrugada y en los albores de la mañana del sábado. No alcanzo a recordar, la verdad. Pero si me acuerdo de la pregunta: “quillo, ¿te has enterado de lo de las salchichas?” Yo, claro, no supe de qué mierda me hablaba mi interlocutor, y me lo explicó someramente. Que le habían dicho que los banquillos del estadio los iban a poner en forma de salchicha. En ese estado de felicidad y despreocupación que proporciona el alcohol, los que escuchamos aquello sólo acertamos a creer que se trataba de una extraña broma de nuestro colega, que se habría pasado con los chupitos y le había dado por ahí. Dijimos dos o tres pamplinas, el tema no tuvo más recorrido. Seguramente, nos distraeríamos mirando algún grácil caminar de una jamelga o con cualquier otra cosa importante. Eso sí, al día siguiente, o el mismo día ya, o cuando fuera que íbamos, con el tiempo justo, camino del estadio, me lo volvió a comentar. Ahí, más lúcido y con la bofetada de realidad que supone contemplar el mundo desde un punto de vista no alcohólico, supe de inmediato que lo de las salchichas podría ser verdad. Y tanto que podría, es que ya estaba seguro. Justo en el momento en el que asocié esa imagen a dos palabras que no recomendamos pronunciar en voz alta en ningún callejón oscuro: Manolo Vizcaíno. Sigue leyendo

32 comentarios

Archivado bajo Mi reino por una lavadora

Tú que no puedes, llévame a cuestas

PEX CORRESPONSALÍA AVENIDA DE LA PAZ Ya. Ustedes se andan preguntando porque motivo esta previa esta firmada por un gitano y no por un tipo con boina. O quizás crean que el gitano ha hecho lo que mejor sabe desde que su raza es raza, esto es, robar. Resulta que nuestro maño trabaja. Sí, eso que hacían nuestros abuelos en Suiza hace 50 años. Y por lo visto le resulta más rentable el conseguir una remuneración económica a cambio de su trabajo que sus loas tras sus escritos. Vamos que prefiere el dinero antes que vuestro cariño y gratitud. Como un catalán. Sigue leyendo

5 comentarios

Archivado bajo La previa de la jornada

Money League 2010/2011, aún más jodidos

PEX CORRESPONSALÍA SANTIPONCE Y es llegada la hora, queridos compañeros, en que nos bajamos los pantalones, nos sacamos la bolsa escrotal con delicadeza para colocarla en una mesa de altar y que ahí, todos los descreídos, los irreverentes, pertinaces y relapsos, nos besen, ungidos de amor, humildad y reconocimiento, nuestros sacrosantos cojones, ora uno, ora el otro. Porque nosotros ya lo dijimos.
Sigue leyendo

24 comentarios

Archivado bajo Mi reino por una lavadora

Seamos serios, ¿alguien lo dudaba?

Expongamos una serie de datos objetivos. El Sporting de Gijón es una puta mierda. Además, llevaba siete partidos sin ganar y estaba hundido. Sus delanteros van turnándose en el once inicial porque es complicadísimo decidir cuál es el más malo. La pareja de centrales tiene buena prensa, pero son lentísimos. Ah, negro Gregorio, te mereces todo lo malo que te ocurra en tu vida. En el medio del campo han tenido que poner al calvo ese, jugadoraco anónimo donde los haya, por poner a alguien. Y el resto de la plantilla, pues se reúne para jugar al fútbol como se podría reunir para jugar al dominó. Y luego está la creencia de que su estadio y su hinchada son algo. ¿Pero qué es El Molinón, pedazos mugientes de mierda? Un establo venido a más, una cuadra gigante que acoge a La Mareona, una afición con nombre de puta que no aguanta dos copas. Y gorda, claro. Sigue leyendo

58 comentarios

Archivado bajo A toro pasado