A.S. Siviglia

PEX CORRESPONSALÍA SANTIPONCE Publio Cornelio Escipión, el Africano, fundó esta insigne ciudad de Santiponce en el 206 a.C., en principio para que sirviera como lugar de reposo para soldados heridos o eméritos; alejarlos del poblacho turdetano insalubre construido a la buena de Dios en un terreno pantanoso y proclive a las inundaciones, cuya población era una panda de salvajes, insurgentes y terroristas que se negaban a una romanización que sólo podía traerles bienes como el alcantarillado, baños públicos, que buena falta les hacía, orden, progreso y un idioma digno de tal nombre. Híspalis llamaron los romanos a esta aldea llena de impresentables. A la primera ciudad romana fundada fuera de la península itálica (tomarse por culo ahora y siempre todos los que buscan orígenes ilustres para sus villorrios, que si Hércules, que si Julio César, cuando la realidad de la fundación fue un chiringuito en lo que hoy es el Patio de Banderas), le pusieron eso mismo, Itálica.

Comenzó así una fecunda relación entre ambas penínsulas que dura hasta nuestros días. Fíjense, si no, en la que hay montada en nuestra ancestral madre patria, Italia. Sabedores como somos de que nuestros dilectos lectores son personas que usan internet con sentido cívico y responsable, para encontrar y contrastar noticias y opiniones sobre hechos relevantes, que no nos dirigimos a desocupados que pierden el tiempo en mirar en una de las muchas redes sociales de que está infestada la red la actualización o subida de fotos que reflejan a idiotas empeñados en inmortalizar un fin de semana parejo al anterior e idéntico al siguiente, o mensajitos cortos de revolucionarios de baratillo de los que ya hacen mofa hasta las multinacionales de las telecomunicaciones, de tan acojonadas como las tienen, somos conscientes de que es pensar en lo excusado el darles siquiera un dato novedoso sobre la situación política italiana, portada y azote de la actualidad. Pero como nunca se sabe, vamos allá.

¿Ustedes han visto la que hay liada al sur de los Alpes, no? Pues inside jobs aparte, se lo tienen bien merecido. Se la hacemos rápida, que este artículo, aunque no lo parezca, va sobre el Sevilla y en algún momento habrá que empezar a hablar de él. En 1965 se aprueba una ley en Italia por la que los funcionarios con más de 20 años de servicio en la administración podían jubilarse. A las mujeres con hijos les rebajaban la cotización mínima a 14 años y medio. Resultado: Italia soporta una deuda del 120% de su PIB. Muy superior al de España, por cierto, de ahí el pánico a que se hunda la tercera economía europea, que dentro de nada vamos a estar como los de “Las uvas de la ira”. El estado italiano no ha hecho nada hasta que la UE, es decir, Merkel y Sarkozy, le han dado un toque. De hecho, en el momento de escribir estas líneas, siguen sin hacer nada y Berlusconi continúa como primer ministro, aunque con fecha de caducidad. Hace un par de semanas se dieron algunas hostias, literalmente, en el Senado italiano, pero de momento todo sigue igual. Uno se pregunta cómo se puede ser tan mamón; cómo un país que soporta esa deuda ni rebaja pensiones, ni toma medidas, ni hace un carajo cuando el resto de los PIGS ya nos hemos hecho a la idea de no cobrar una pensión del estado por mucho que coticemos. Respuesta sencilla si nos atenemos a las viejas esencias mediterráneas: enchufismo, clientelismo y poca vergüenza abrumadoras.

Tomemos el ejemplo de un prócer transalpino. Umberto Bossi, miembro del PCI en 1975, hoy fundador y líder de la “Lega Nord”, partido de derecha, o extremaderecha, a discreción del lector, que se inventa una especie de Arcadia feliz que busca independizarse de Italia, la Padania. A grandes rasgos, el norte de Italia. Este buen señor es uno de los más furibundos opositores a tocar ni un pelo de las “baby-pensiones” a funcionarios. El motivo, su mujer, que por supuesto sigue trabajando, como hacen muchos de estos “pensionistas”, fue una de las beneficiarias. Ítem más, la gran mayoría de jubilados por aquella ley del 65 son del norte, caladero único de votos de Bossi. Casi hizo caer al gobierno hace sólo un mes para que ni a su señora ni a sus votantes les quitaran la paguita. Este señor, para situarlo en su contexto, fue condenado en su día por financiación ilícita de su partido. En lugar de desaparecer ante el escándalo, volvió con más fuerza que nunca, llegó a ser ministro, diputado en cinco legislaturas y clave en el apoyo a los sucesivos gobiernos de Berlusconi, si bien con sus roces. Por cierto, en su juventud dejó la carrera de medicina para dedicarse a la música, “Donato” nada menos eligió como nombre artístico; en el festival de Castrocaro lo eliminaron en semifinales por ser “demasiado triste”. Su primera mujer lo dejó al descubrir que con 35 castañas el buen hombre le decía cada mañana que iba al centro de salud a trabajar y lo que hacía era pasearse. Italia será como sea, pero al menos todavía los médicos necesitan un título para ejercer. Don Umberto ya está un poco cascado y foguea a su sucesor que no puede ser otro que (recuerden: esencias mediterráneas) su hijo, al que toda Italia llama “il Trota”, es decir, “el Trucha”. En un arranque del artista que en otro tiempo fue, a la pregunta de si consideraba a su hijo como su delfín, Bossi respondió que si acaso sería su trucha. Y eso se le quedó al chaval. El trucha, por otra parte, ya cobra 12.000 euros al mes enchufado por el viejo en las instituciones lombardas; a mayor gloria del progreso de la Padania, harta del sur atrasado y subsidiado. También ha tenido algún carguillo en Bruselas. Yo me cago en el festival de Castrocaro, ¿cómo se puede calificar a este pedazo de cachondo de triste?

Donato rumbo a Castrocaro.

Italia, madre y maestra. Ninguno de estos ejemplos cae en saco roto, demos gracias al Señor, ya que a este lado del Mediterráneo sabemos preservar y seguir estas sabias enseñanzas sobre cómo deben gestionarse los asuntos serios. No se hace con tanto arte, pero somos buenos epígonos. Ahí está, por ejemplo, el Sevilla Fútbol Club, entidad que sabe apreciar en su valía este legado. A nepotismo nos ganan muy pocos. Del actual consejo, tal vez sólo Monchi sea el único que no ha tenido un padre directivo o similar. Decimos tal vez porque, a poco que se rasque, se encuentran bonitas relaciones de parentesco. Por ejemplo: revista “Football Club”, la que mandan por correo y algún vecino cabrón suele mangarme y que yo le mango al del sexto y él verá qué hace, número 6, febrero de 2007. Aparece un reportaje sobre la entrada de tres nuevos miembros en el consejo, Piedad María Parejo-Merino, Santiago Balbontín Gutiérrez y José María Del Nido Carrasco. Del último mejor no hablar. El segundo puede que a alguien se le escape, baste decir que el quinto presidente de la historia del Sevilla fue don Enrique Balbontín, tío abuelo (toma ya. Si es que esto lleva 106 años en las mismas manos) de la criatura. Sin embargo, la señora Parejo-Merino, a primera vista, parece que no tiene certificado de limpieza de sangre. Notario y socia nº 27.029 en 2007, especializada en urbanismo. Suponemos recordarán que, en aquel feliz tiempo en que se construían en España más viviendas que en toda la UE junta, cuando un escayolista tenía en la puerta de su casa un A6 y cargaba con cuatro hipotecas con la sola ayuda de sus santos cojones, el Sevilla estaba que si ampliación del estadio (extracto del nº0 de la citada revista “Football Club”, septiembre de 2005: Como ya es de sobra conocido, al Sánchez-Pizjuán se le va a cambiar la cara cuando acabe la temporada que viene. Ya), que si recalificaciones, que si convenios en Bollullos para una nueva ciudad deportiva. En ese contexto, viene de perlas una notario especializada en urbanismo, por supuesto. Entonces, ¿es esta señora una rara avis, se hacían las cosas con sentido en el club, se buscaba a profesionales capaces sin importar sus apellidos? ¿Una tía, notario, con lo poco que habrá tenido que salir la pobre mujer, en el consejo? ¿Nos estábamos amariconando? De eso nada. En una entrevista concedida por la torda a Roberto Arrocha en diciembre de 2006, hablando de lo sevillistas que son su padre, su marido, los niños y el del chalet de enfrente, se descuelga con que su abuelo trabajó en el bufete de Sánchez-Pizjuán. Como, por ejemplo, José Ramón Cisneros. Profesionalizar, sí. Libertinaje, no.

Lo mejor de todo es que esto no es que se oculte, es que se hace gala de ello. Te lo dicen bien claro aludiendo a la estirpe de sevillistas que jalonan el árbol genealógico del enchufado de turno sin importar en absoluto su valía o capacidad. ¿Han visto alguna vez el curriculum del director de márketing, conocen algo sobre su formación o experiencia para desempeñar su puesto? Sin embargo, todo el mundo sabe que es otro hijo de. Eso es lo importante. Como dijo don Manué en una junta de accionistas en su última etapa a uno que le pedía que dimitiese: aro. Me voy y te ponemos a ti. Y a tu padre.

Asimismo reconforta ver que nuestra latinidad está a buen recaudo por los absurdos círculos en los que se hacen los “fichajes” de nuevos directivos. En Italia es muy normal que se metan en la vida pública las logias masónicas. No es coña. La más famosa de ellas es “Propaganda 2” o P-2, organización de extremaderecha que se cree estuvo implicada en el asesinato de Aldo Moro, la operación Gladio, financiada por la CIA, y el atentado de la estación de Bolonia, en 1980, que se llevó por delante a 80 personas y aún hoy se desconoce su autoría. Miembros de P-2 fueron condenados por entorpecer la investigación de este atentado. Una peña muy chunga. ¿Saben quién es miembro de P-2? Silvio Berlusconi. Además de gran número de comisarios, parlamentarios, catedráticos y altos cargos de distintas instituciones.

Aquí la cosa es más de andar por casa. Al fin y al cabo hablamos de un club de fútbol, pero aún así es fácil ver la impronta romana en nuestros actos. Volvamos a la nunca bien ponderada revista “Football Club” (para que digan que buscamos fuentes tendenciosas que no miran con muy buenos ojos al Sevilla y sus directivos), nº 21, diciembre de 2010. Entrevista a José Gómez Miñán, miembro del famoso grupo de Utrera. Famoso y hermético, porque es casi imposible encontrar información en la red de alguno de sus miembros. No sé por qué, pero la gente con poder que huye de la notoriedad siempre nos han parecido gente seria. En fin, el señor Gómez Miñán. Entra en el consejo animado por su amigo Francisco Escobar. ¿Saben de qué se conocían? Ambos eran hermanos de la Hermandad de los Gitanos de Utrera. Enternecedor. Que aquí esto se ve normal, que quien más quien menos es miembro de alguna corporación parecida, ha salido de nazareno de chico o lo sigue haciendo y tiene amigos en su hermandad. Pero cuéntenle a un alemán que un tío entra en el consejo de administración de un club de fútbol de talla continental, con un enorme patrimonio, porque es hermano en Cristo de otro tío que ya está dentro. No se lo creería ni de puta coña.

En fin, estas son las estructuras modernas del Sevilla Fútbol Club. Las de toda la vida de Dios. Y oigan, que no nos quejamos. Esto lleva así toda la vida y mal no nos ha ido. Pero está feo vender que esto se gestiona a la noruega cuando es el cortijo de mis compadres. Además, ¿a quién íbamos a poner? Como dice el hijo del director deportivo en su cuenta de “Twitter”, ¿no querrán volver a lo del 95, o a lo de Caldas? Y eso sí que no. Preferimos mil veces que esto siga así antes que volver a tener a un portero tan pésimo, tan aficionado a cargarse partidos y que se le pone de director deportivo porque no hay otra cosa de donde tirar. Eso, nunca más.

Anuncios

15 comentarios

Archivado bajo Hasta la victoria siempre

15 Respuestas a “A.S. Siviglia

  1. Camilo Sexto

    Muy bueno, pero me da que te quedas corto y te dejas sin citar al padre del actual presidente, al padre de José María Cruz, etc. También habría que decir con lo de “si queremos volver a lo del 95” que ya antes con otras directivas (padres de la actual) no estaba el Sevilla a la altura que merecía porque no nos engañemos, ser el único club de la importancia que somos y llevarnos más de 50 años sin hacer absolutamente nada (hasta el Celta llegó a alguna final, o el Castilla, o el Figueres a alguna final de Copa, Alavés final de Uefa…) es responsabilidad de los que dieron a luz a los actuales.

    También falta algo muy típico de nuestra cultura, el bipartidismo, encabezado de un lado por Cisneros Palacios y por otro con Montes Cabeza.

    Por eso, cuando por lo bajini los actuales hablan de la mediocridad de nuestra historia, habría que recordarles que esa mediocridad la construyeron sus padres.

    Pd. Perdón por el tochazo.

    • Precisamente queríamos hacer una segunda parte de este mismo artículo porque, como habrás visto, citamos sólo tangencialmente a nuestros dos líderes favoritos: el Don y Berlusconi. Este primer artículo estaba pensado para entrar en harina con los comparsas, en breve haremos algo sobre las primeras figuras.

  2. Beatleg

    Mein Cortijo.

    Glorioso

  3. SikanderDravot

    Te explayas demasiado en explicar el conflicto italiano y hablas poco del cortijo sivigliano. Lamentablemente, cada día que pasa pareces más un periodista serio

  4. “Volvamos a la nunca bien ponderada revista “Football Club” (para que digan que buscamos fuentes tendenciosas que no miran con muy buenos ojos al Sevilla y sus directivos)”

    Con eso queda todo clarísimo. Me vuelvo a quitar el cráneo en este blog.

  5. Biri-biri

    Estrepitoso resumen de lo que somos. Nuestra milenaria tendencia al cortijeo . Divertido y triste a la vez.

  6. Anónimo

    Si practicaran en alguna ocasión la buena costumbre de salir en las noches sevillanas, o en las noches de alguna ciudad de las que visita nuestro amado equipo, no tendrían necesidad de tales escritos. Les valdría solo con grabar al Don, copa de cacique cola en mano, susurrándole a quien le quiera escuchar: “Ahí tenéis al futuro presidente del Sevilla”…

    • Camilo Sexto

      Quizás eso sea lo menos preocupante. En una empresa puede que el puesto de jefe sea hereditario y habrá que asumirlo o comprar la empresa. Lo que es más grave es que todos lleguen al cargo de la misma manera.

      ¿Que sea el presidente? Pues bueno. Así está la sociedad.

      ¿Que sea el director general? Vale, lo compro, puede ser válido.

      ¿Pero también el de marketing o todos los consejeros? Demasiado enchufismo.

  7. No nos parece mal del todo que el buen señor lo diga sin tapujos; lo que de verdad encontramos alarmante es que alguien que cobra esas minutas beba cacique con cola.

  8. Saludos.

    Y dijo aquel… ¿tú también, Bruto, miijo mio?

    Exhaló su último suspiro, hacia afuera, y se largó al tercer anillo del Limbo.

    Cuidaros.

  9. PEX desde los Monegros

    Lo has bordatto señor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s