Archivo mensual: agosto 2011

Larga vida al soviet de tiesos sin casa en la playa

PEX CORRESPONSALÍA EN SANTIPONCE Estos últimos días se ha estado dando un coñazo importante desde los medios con la mandanga de que hace 50 años la gloriosa República Democrática Alemana, sabiamente aconsejada por la madre patria socialista, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, construyó el dique de contención del capitalismo opresor en mitad de Berlín. Ni 30 años duró el invento, en 1989 cayó el muro. Lo que muchos ignoran es que su caída no se debió a unas ansias de libertad sin precedentes en los ciudadanos de la RDA, que es falso que se produjera por una especie de revolución popular que pedía a gritos capitalismo, privatización de servicios esenciales y encarecimiento de bienes de primera necesidad. Todo se precipitó por un error de un funcionario. Un tal Günter Schabowski, una especie de Cospedal de la Alemania Oriental, la cagó a base de bien en una rueda de prensa proclamando que los ciudadanos de su país podrían viajar a donde les saliera del miembro sin restricciones de ningún tipo. Éstos, haciendo gala de su alemanidad inherente, se fueron en masa al muro a pasar al otro lado. La madera acolarsá tuvo que dejarlos pasar y el resto es historia. Gentes de bigotes y melenas impresentables, de un lado, se daban abrazos y besos con otras personas de bigotes, melenas y camisas impresentables del otro.

¿Esto fue bueno o malo? Según se mire. En aquellos días recuerdo que se hacía hincapié en las caras de niños mirando escaparates con juegos electrónicos que a cualquier capitalistilla de 10 años le dolían los huevos de jugar con ellos. Uno se decía, pobrecillos, ganarían todas las medallas en natación dándole a sus deportistas simples y limpios solomillos transgénicos, pero hay que ver qué subdesarrollados están; nosotros haremos el ridículo llevando a Luis Astolfi a que la pinte en hípica, pero joder, tenemos de todo. Muchos servicios públicos pero pocas pornos y maquinitas. Y hoy día… Cuando cierren el centro de atención primaria de su barrio y tenga que hacerse 62 kms. para ir al ambulatorio que se le ha asignado porque su hijo de 8 meses no para de toser durante la noche, agradézcaselo al señor Schabowski. Y dese con un canto en los dientes si no tiene que pagar nada aparte de la gasolina.

Hace hoy 16 años se acabó otra revolución popular que, si bien mucho más modesta en sus fines, nos toca mucho más de cerca. Y también se inició con el error, la incompetencia, la desidia o, simplemente, con un “que no pasa ná, yo me voy a París con Miniyo, ya presentaremos los avales cuando vuelva”. Nos trajo por la puta calle de la amargura durante dos semanas. A decir verdad, nos alegró el verano. Era todo tan interesante que sólo si la ETA se hubiera cargado al Rey la cosa podría haber sido mejor.

Sigue leyendo

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Memorabilia

¿El yogur de coco o de limón?

Vamos a ponernos serios. Hemos recibido muchas críticas, todas con razón. La gente nos pregunta, directamente, que si somos maricones. Y no podemos más que negarlo con la boca pequeña, releída la anterior crónica. Así que lo sentimos mucho por el Depor y lo bien o lo mal que nos pueda caer, pero el cliente siempre tiene la razón. Muy bonita la pancarta, muy bonitos los cánticos, muy bonito la buena sintonía entre los grupos de animación, pero así no podemos seguir.

Sigue leyendo

18 comentarios

Archivado bajo A toro pasado

Bien jodidos: la puta tele y el fútbol

PEX CORRESPONSALÍA EN SANTIPONCE Todo el mundo recuerda dónde estaba el 11 de julio de 2010 viendo la final del Mundial en que España se proclamó campeona del mundo. En casa con amigos, en un bar, con la familia, rodeado de delincuentes viéndolo en una pantalla gigante a cargo del erario público. Yo la vi en un prostíbulo. La cosa fue como sigue.

Volvíamos un amigo y yo de pasar el fin de semana en Conil. Salimos prudentemente a las cuatro de la tarde pues la idea era ver el partido en Sevilla. Tras un cúmulo de circunstancias que no vienen al caso, a las ocho todavía no habíamos ni pasado Los Palacios. Para colmo de males, el coche iba en reserva. Paramos en la gasolinera de un polígono industrial cuando se nos hizo la luz. En un afamado lupanar sito en dicho polígono vimos una oferta insuperable en cuanto a precio de las consumiciones, además de que se nos aseguraba ver la final en pantalla gigante y con la mejor compañía. Le hice notar la circunstancia al amiguete, muchacho, por más señas, alcohólico, putero, politoxicómano y, valga la redundancia todo lo anterior, gaditano. No lo dudamos y a ello que fuimos. Lo allí vivido para nosotros queda. Me recuerdo llorando a moco tendido con la cabeza entre los pechos de una senegalesa, de nombre Daisy, que no paraba de berrear y de darme puñetazos en la nuca como muestra de jolgorio cuando marcó Iniesta. Una dominicana, entre vivas a Cristóbal Colón y a los Reyes Católicos por haberle dado un idioma y una religión, me confesaba, sollozante, que se llamaba Raimunda Santiaga, no Tatiana como me había dicho horas antes, y juró que jamás volvería a renegar de su identidad. Y, si no es por el imperturbable portero rumano que allí se encontraba, cuando Casillas le comió la boca a la parienta, puedo asegurar que en el local se habría dado barra libre de algo más que de chupitos en vista de la cariñosa reacción de aquiescencia de mis compañeras de francachela. Hermandad entre los pueblos. Al gaditano no lo volví a localizar hasta las cinco de la mañana en un estado fiel a su idiosincrasia.

 Se preguntará usted, estimado lector de esta casa, a qué viene esta loa a la Hispanidad y sus gentes. Sencillo. A que no se entiende cómo un país que paraliza hasta sus locales de ocio por un partido tenga una liga que cada día da más asco. En este artículo vamos a ver sólo uno de los aspectos que nos han llevado a esta situación. El de la puta tele y el reparto del dinero.

Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Mi reino por una lavadora

Si en Cádiz hace Levante, en Lille canta la gallina

PEX CORRESPONSALÍA AVENIDA DE LA PAZ A grandes rasgos, el efecto mariposa consiste en que el aleteo de un insecto en las inmediaciones de la central nuclear de Fukushima puede provocar que la ingesta de un mollete de pan mojado en el caldo de una tarrina mediana de caracoles adquirida en El Cateto siente nada más que regular, provocando la ausencia de solidez en la deposición de quien ingiriera dicho alimento. ¿Qué tiene que ver esto con el Sevilla? Pues más bien poco, pero comenzar una sección dedicada a momentos que fueron claves para los éxitos del Sevilla con un párrafo en el que se introducen las palabras tarrina mediana de caracoles no me pueden negar que tiene mérito.

Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Se nos apareció la Virgen

Por algún sitio había que empezar

Y no se nos ha ocurrido mejor día que la visita a Nápoles. Vale que sea un amistoso, pero lo serio ya está a punto de empezar y hay que ir engrasando la máquina. Además, el escenario no podía ser mejor. Para situarnos un poco: en el sur de Italia operan las cuatro organizaciones que copan el crimen organizado. La Cosa Nostra en Sicilia, la ‘Ndrangheta en Calabria, la Sacra Corona Unita (esta más reciente y pequeña) en Bari y la Camorra en Nápoles. Seguro que habéis visto la película. Es esa en la que la gente se mata y habla un idioma, quizás levemente parecido al italiano, que no entiende ni la puta que los parió. Es decir, el territorio perfecto para que El Diego fuese, viese y venciese. Allí se convirtió en el mejor que existió jamás. Y allí ha ido hoy el Sevilla a jugar.

Nápoles, ciudad hermana. Sigue leyendo

4 comentarios

Archivado bajo A toro pasado