Larga vida al soviet de tiesos sin casa en la playa

PEX CORRESPONSALÍA EN SANTIPONCE Estos últimos días se ha estado dando un coñazo importante desde los medios con la mandanga de que hace 50 años la gloriosa República Democrática Alemana, sabiamente aconsejada por la madre patria socialista, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, construyó el dique de contención del capitalismo opresor en mitad de Berlín. Ni 30 años duró el invento, en 1989 cayó el muro. Lo que muchos ignoran es que su caída no se debió a unas ansias de libertad sin precedentes en los ciudadanos de la RDA, que es falso que se produjera por una especie de revolución popular que pedía a gritos capitalismo, privatización de servicios esenciales y encarecimiento de bienes de primera necesidad. Todo se precipitó por un error de un funcionario. Un tal Günter Schabowski, una especie de Cospedal de la Alemania Oriental, la cagó a base de bien en una rueda de prensa proclamando que los ciudadanos de su país podrían viajar a donde les saliera del miembro sin restricciones de ningún tipo. Éstos, haciendo gala de su alemanidad inherente, se fueron en masa al muro a pasar al otro lado. La madera acolarsá tuvo que dejarlos pasar y el resto es historia. Gentes de bigotes y melenas impresentables, de un lado, se daban abrazos y besos con otras personas de bigotes, melenas y camisas impresentables del otro.

¿Esto fue bueno o malo? Según se mire. En aquellos días recuerdo que se hacía hincapié en las caras de niños mirando escaparates con juegos electrónicos que a cualquier capitalistilla de 10 años le dolían los huevos de jugar con ellos. Uno se decía, pobrecillos, ganarían todas las medallas en natación dándole a sus deportistas simples y limpios solomillos transgénicos, pero hay que ver qué subdesarrollados están; nosotros haremos el ridículo llevando a Luis Astolfi a que la pinte en hípica, pero joder, tenemos de todo. Muchos servicios públicos pero pocas pornos y maquinitas. Y hoy día… Cuando cierren el centro de atención primaria de su barrio y tenga que hacerse 62 kms. para ir al ambulatorio que se le ha asignado porque su hijo de 8 meses no para de toser durante la noche, agradézcaselo al señor Schabowski. Y dese con un canto en los dientes si no tiene que pagar nada aparte de la gasolina.

Hace hoy 16 años se acabó otra revolución popular que, si bien mucho más modesta en sus fines, nos toca mucho más de cerca. Y también se inició con el error, la incompetencia, la desidia o, simplemente, con un “que no pasa ná, yo me voy a París con Miniyo, ya presentaremos los avales cuando vuelva”. Nos trajo por la puta calle de la amargura durante dos semanas. A decir verdad, nos alegró el verano. Era todo tan interesante que sólo si la ETA se hubiera cargado al Rey la cosa podría haber sido mejor.

Fue lo típico que uno se dice, ahora nos reímos, pero hay que ver la mamonada que nos tragamos. El 1 de agosto del 95 nos íbamos, irremediablemente y por el artículo 14, a Segunda B acompañados de un equipo del ilustrado norte de Portugal. Y cuando digo irremediablemente quiero decir irremediablemente, porque no se daba una puta opción. Tú, que eres joven, que recuerdas muy vagamente el ascenso del 2001, que te crees que ir a UEFA es lo normal en este equipo, pensarás que la gente, al enterarse del notición, fue rauda y veloz a su portátil a despotricar contra todo, a pedir unidad, a crear trending topics en Twitter o a ver qué decía Nacho Mateos en su blog para saber exactamente qué no iba a pasar. Pero en aquellos tiempos no existía nada de eso (gracias al cielo, al menos en el último supuesto). La gente se fue al estadio, la verdad que todavía no sé por qué. Allí no había nadie más que un grupo de taquilleros acojonados renovando abonos. Al día siguiente, sin llamamientos a través de internet, sin crear siquiera un evento en Facebook (¡cómo sería posible, recristo!), se echaron a la calle chorrocientos mil sevillistas para pedir que, hombre, por Dios, no nos mandaran al carajo.

Y empezó toda la historia. Del Nido diciendo que todo se había hecho bien, que la culpa era de la LFP, que a él que lo registraran y que si hubiera sido el Madrid, ein?, si hubiera sido el Madrid?; Cuervas, borracho, haciendo el ridículo en televisión; entrevistas en los periódicos a sevillistas famosos para que nos iluminasen con su palabra, con Josele y Juanita Reina como finos analistas; la AFE a lo suyo diciendo a los jugadores que denunciasen sus contratos. Y, cuentan las malas lenguas, la esposa del entonces capitán del equipo tirándose de los pelos por Chiclana al ver venir el papelón que se avecinaba para la carrera de su cónyuge. No sabría la buena mujer que su marido tenía todos los veranos ofertas de Madrid, Milan y Bayern enloartolamesa que él rechazaba por su férreo sevillismo. Incluso se produjeron intempestivas visitas al entonces presidente del gobierno, actual adúltero, por parte de glorias del humorismo nacional para pedir, de buen rollo y a instancias de la junta directiva del Sevilla, que se pasase por alto la legalidad vigente porque aquí somos todos amigos y no es plan de romper bonitas relaciones por un quítame allá una separación de poderes. Lo que tuvo que verse por Doñana aquellos días. Por último, demos gracias al Señor que José María García interrumpió sus vacaciones, hizo un programa especial en Antena 3 TV, y salió defendiendo la causa sevillista y la de los notas aquellos que estaban en el mismo marrón. Porque si no ya puede salir la CNT a la calle pidiendo armas para el pueblo que la primera jornada la habríamos jugado en Novelda como estaba previsto.

Al final, como todo lo que sucede en este país, solución chapucera. Liga de 22 equipos y listo. ¿Y aquello fue bueno o malo? Según se mire. La unión del sevillismo fue acojonante, se hicieron más socios que cuando el Sevilla fichó a Maradona, el partido del día siguiente contra el Honved de Budapest en casa fue un lleno total. Pero fue el principio del fin de veintipico años consecutivos en primera de lo que no se recuperó la entidad hasta ayer por la tarde como quien dice. E instauró un peligroso modo de pensar entre parte de la afición que se basa en que todo lo que haga el Sevilla o su consejo de administración es bueno por principio. Así que cuando oigan a algún periodista de tronío de la radio oficial decir que ven el fútbol de espaldas porque creen que de Koné no se puede sacar otra cosa que no sean deudas y disgustos, agradézcanselo a José María García y a Cortés Elvira, prohombre del que no he vuelto a saber nada pero que si le cayeron sólo la mitad de maldiciones que se le echaron aquel verano, no llegó a ver el cambio de siglo.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Memorabilia

3 Respuestas a “Larga vida al soviet de tiesos sin casa en la playa

  1. Tariki

    Esa misma noche volvio Garcia para hacer un programa con Del Nido a la carrera desde Paris, Cuervas y Samper.

    Más tarde aparecio una supuesta transferencia de la Caja San Fernando con fecha del ultimo día y por la cantidad del aval.

  2. BarackChewacka

    Si no recuerdo mal, aquella transferencia era del Citibank. Sacanos de dudas NodoSf… digo Jeitit.

  3. Milton "Maravilla" Melgar

    Muy chulo el artículo pero aprovechando el recuerdo de fechas desde #JMJ y #Madrid11 os pedimos que si sois católicos retwitteis este mensaje. javisfc.com y el blog de Jack Daniel’s ya lo han hecho. Durante la Messa di inaugurazione #JMJ sará presente la reliquia “ex sanguine” di #JP2 Giovanni Paolo II ! http://t.co/7kiB3DD #Madrid11

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s